Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

28.12.10

EE.UU:Wikileaks

EL SOLDADO MANNING, ACUSADO DE FILTRAR LOS DOCUMENTOS, ES MALTRATADO EN LA PRISIÓN MILITAR DONDE VIVE, AISLADO DESDE HACE SIETE MESES, EN CONDICIONES INHUMANAS


Las condiciones de detención de Bradley Manning, el soldado estadounidense acusado de haber filtrado a WikiLeaks miles de documentos secretos del Departamento de Estado, son “inhumanas” , y su salud física y mental se están deteriorando.

“Me parece evidente que la salud física y mental de Manning se está deteriorando”, escribió David House en el blog Firedoglake. De acuerdo con House, un informático que le visita dos veces al mes, las condiciones de encarcelamiento de Manning en una prisión de Marines en Quántico-Virginia son “rigurosas e inhumanas” , pese a lo que dice el Pentágono.

El Departamento de Defensa afirma que el ex analista, de 23 años, está detenido bajo un régimen de máxima seguridad, pero que no recibe un tratamiento distinto al del resto de los presos. Este régimen sólo permite al recluso salir de su celda una hora al día para realizar ejercicios físicos.

Manning dispone de dos sábanas y colchas que no pueden romperse para evitar que se suicide, una medida de que se ha tomado por “precaución” aunque no tiene ninguna vigilancia especial por ello.

House aseguró que las declaraciones del ministerio son “claramente contradictorias” con las que Manning le ha hecho, después de haberle visitado el sábado y el domingo. De acuerdo con su versión, el detenido no ha podido salir al patio de la cárcel desde hace cuatro semanas, por lo que no ha podido realizar sus ejercicios físicos. “Cuando le he mencionado el comunicado del Pentágono que asegura que puede hacer ejercicios, éste ha respondido que es cierto si se considera caminar con cadenas como una forma de hacer ejercicio físico” , escribe House en el blog.

Manning se encuentra aislado desde Mayo en una celda de 3,6 metros de largo por 1,8 de ancho, según la descripción del lugar facilitada por su abogado, David Coombs. Su aislamiento sólo se rompe los festivos, cuando puede recibir las visitas aprobadas, sin contacto, durante tres horas.

En uno de los recientes comunicados del letrado, se especifican las “severas condiciones” de vida del soldado. De él sólo se dispone de fotografías, casi siempre sonriente, de su vida anterior, la de un joven que a los 21 años se alistó al ejército y que luego fue destinado a Iraq, donde se cree que empezó a copiar el material desvelado. El líder de Wikileads, Julian Assange, repite que no sabe si Manning fue el filtrador. La tecnología, argumenta, facilita encriptar la identidad del emisor.

El castigo del soldado, bajo la consideración del fundador de Assange, no persigue otra cosa que presionarle para que le inculpe a él para acusarle por conspiración. Dice que teme que le lleven a Estados Unidos y que le maten .



El mobiliario del hogar de Manning consiste en una cama, una fuente de agua y un inodoro. No se le deja tener posesión personal alguna. Tiene prohibido hacer ejercicio –ahora burla esto con el yoga– en ese recinto donde se pasa 23 horas al día. La otra hora le dejan salir, con grilletes en los pies, a una sala vacía para que camine.

Se levanta a las cinco de la mañana, salvo fines de semana y festivos, cuando la diana es a las siete. Entre la hora que se despierta y las ocho de la tarde se le impide dormir. En caso de que observen que trata de hacerlo, y hay chequeos cada cinco minutos, los guardias “le obligan a sentarse o a mantenerse en pie”, siempre según el letrado. No le ofrecen almohada o sábanas, ya que podría poner en peligro su vida. Para dormir le dan una manta. Le despiertan si se emboza hasta la cabeza, “y la luz está encendida de forma permanente”, afirma el periodista House.

Los vigilantes son profesionales –añade Coombs–. En ningún momento intentan acosarlo. Pero, por la naturaleza de su trabajo, no conversan con él”.

Cada noche dispone de 15 minutos para ducharse. Le permiten ver televisión –canales limitados–, siempre de día, de una a tres horas en las jornadas laborables y de tres a seis en las festivas. También se le facilitan libros, uno a uno, de los que él ha puesto en una lista. En esta figuran Decision point, de George W. Bush; dos títulos de Immanuel KantCrítica de la razón práctica y Crítica de la razón pura–; El arte de la guerra, de Sun Tzu; El buen soldado, de David Finkel, o En la guerra, del general Von Clausewitz.

De las siete de la noche a las nueve es el tiempo del correo. Le dan bolígrafo y papel y está autorizado a escribir a la familia, a los amigos y a su defensor. Las cartas que recibe también se han de corresponder con las personas en la lista, o se destruyen.

Estas condiciones traumatizarían a cualquiera”, sostiene Coombs en declaraciones al portal The Daily Beast, en una de las pocas entrevistas concedidas.

A Manning, a quien ha de juzgar un tribunal militar, se le aplicó de entrada un régimen de potencial suicida. Pronto cambiaron esta disposición y lo reclasificaron como candidato a autolesionarse. “Es ya una condena antes de ser juzgado”, subraya el defensor.

Jeff Paterson, director de la oficina Courage to Resist, una organización sin ánimo de lucro, ya ha recaudado 100.000 dólares en apoyo de Manning. Patterson dice al The New York Times que Wikileaks no apoya al soldado, pese a que “él les dio toda la información”. A Manning le delató el hacker Adrian Lamo. Courage to Resist pide el fin del “trato inhumano” al soldado.

Bradley Manning, mediante su abogado, hizo llegar esta Navidad un mensaje de agradecimientos a todos los que le apoyan. Y recordó a “a sus compañeros de despliegue en Iraq y a los otros detenido en Quantico, que pasan estas fechas sin la familia”.
Wikileaks: No es sólo el secretismo, sino toda una cultura de impunidad lo que está en cuestión

Por Sam Smith(*)

Aunque Wikileaks ha comenzado a revelar algunos secretos de estado importantes, no es eso lo único que está poniendo extremadamente nervioso al establishment. Otro ciclópeo problema al que se enfrentan es que estos documentos están proporcionando toda una cadena de pruebas que ilustra que la gente que dirige nuestro gobierno no es sólo por lo común estúpida, corrupta y/o deshonesta, sino que en ciertos sectores, como el de la política exterior, este comportamiento es más la norma que la excepción. No es sólo el secretismo, sino que toda una cultura de la impunidad está en cuestión.

Aunque se trate de una visión ya extendida entre muchos ciudadanos, desde el punto de vista de las clases dominantes, las pruebas son mucho más peligrosas que la mera opinión. El papeleo es algo verdaderamente terrible.

Si todo esto no os suena ligeramente familiar, la descripción de una vieja película puede que nos ayude:
“En su triunfante retorno a la Ciudad Esmeralda,Totó expone al Mago de Oz como un fraude, apartando el cortinaje que revela a un hombre nada mágico operando una gigantesca consola de mandos compuesta de ruedas y palancas.”

No es una mala descripción del modo en que funciona Washington en nuestros días.

Seguro que Wikileaks también revela cómo algunas personas honestas tratan de hacer cosas honestas. Pero en las reglas del juego el poder y la honestidad son mutuamente excluyentes, una modesta aportación del Independent al describir la conversión del antiguo zar de las drogas británico a la legalización:
“Mr. Ainworth comentó que su salida del cargo le proporciona ahora la libertad de expresar su opinión de que 'la guerra contra las drogas ha sido poco menos que un desastre'.”

En otras palabras, mientras ocupaba un cargo público no se le permitía revelar que la guerra contra las drogas era poco menos que un desastre. Es difícil que una norma así encaje en la definición de una democracia funcional.

Para hacer que una prohibición así sea efectiva de veras necesitas tener a relativamente poca gente que sepa el secreto y no a dos millones de personas en el personal militar con las contraseñas de Internet adecuadas.

Éste es el daño a largo plazo que Wikileaks ha causado. Un soldado raso en Irak puede saber más estados de secreto que muchos de los miembros del club conocido como establishment de Washington. Todos aquellos años en la Ivy League, todos aquellos almuerzos en el Metropolitan Club, todas aquellas aburridas conferencias en think tanks se vienen abajo con unos pocos CDs y lápices de memoria.

La cultura de Washington se ha basado durante mucho tiempo en un pequeño grupo de personas que compartían el poder, el almuerzo y los secretos, que proyectaban –con la ayuda de los sicofánticos escribas de los medios de comunicación– una aura de competencia y sabiduría.

Ésta cultura es la que hace que una cabecera metida hasta las cejas en el establishment como el Daily Beast abra una noticia con la siguiente frase:
“Mientras el mundo expresa su duelo por el embajador Richard Holbrooke...”

Imaginar que “el mundo” está expresando su duelo por Richard Holbrooke exige una perspectiva mundial que raya lo microscópico, pero así es como piensa la clase dirigente de Estados Unidos. La idea de que un mero soldado en el ejército y un excéntrico australiano pudieran apartar los ropajes de su confortable apariencia les estremece como pocas otras cosas.

Así las cosas, Wikileaks no sólo ha expuesto secretos de estado, sino también a los magos de Washington, y es probablemente esto lo que estos magos odian más.

(*)Sam Smith
es el editor de Progressive Review. Este artículo fue publicado en Counterpunch.org el 21 de diciembre pasado.


(Fuentes: AFP, La Vanguardia-Barcelona y SinPermiso)

6.12.10

Colombia:Terrorismo de Estado

LOS DEFENSORES DE DD.HH. DE LOS LLANOS DENUNCIAN QUE LOS MILITARES SIGUEN ACOSANDO A LOS CAMPESINOS TRAS EL SECUESTRO, TORTURA, VIOLACIÓN Y ASESINATO DE TRES NIÑOS

El día 14 de octubre, en el Municipio de Tame, Departamento de Arauca, tres niños, Jefferson Jhoan Torres Jaimes (6 años), Jimmy Ferney Torres Jaimes (9 años) y Jenny Narvey Torres Jaimes (14 años), fueron secuestrados en su finca por soldados de la Octava división del Ejército colombiano, mientras su padre José Álvaro Torres se encontraba en labores agrícolas. Los niños sufrieron horrendas torturas, fueron violados (hay evidencia de semen y marcas de abuso sexual en sus cuerpos y ropas) y luego asesinados por degollamiento con armas blancas (machetes). Sus cuerpos, posteriormente fueron enterrados en dos fosas entre los matorrales cercanos a la cabaña donde vivían. Se ha encontrado sangre en los morrales de siete de los sesenta soldados de esa unidad móvil, que se encuentran bajo investigación.

Crímenes como este, por lo demás, no son excepcionales. En la misma zona, los vecinos denuncian que el día 2 de octubre, una niña de 13 años fue secuestrada por militares y luego abusada sexualmente. Se trata de una región especialmente estigmatizada. Y la presión del Ejército sobre los campesinos se acrecienta después del descubrimiento de la fosa común de La Magdalena, la mayor de Latinoamérica.

El opositor Polo Democrático Alternativo (PDA) condenó el asesinato de los tres hermanos menores de edad secuestrados, torturados, violados y asesinados. Su presidenta, Clara López, pidió también garantías para los defensores de derechos humanos que hacen seguimiento a ese triple homicidio, que conmocionó a la sociedad y que siguen pidiendo su eclarecimiento.

"El Estado colombiano tiene que solicitar perdón por tamaño despropósito criminal y afinar los procesos investigativos para juzgar con prontitud y garantizar la labor de los organismos de derechos humanos que denuncian este tipo de atropellos", dijo la dirigente del PDA.

Las autoridades investigan a unos 60 militares de dos batallones que operaban cerca del lugar donde se produjo el múltiple crimen, mientras otros ocho uniformados fueron destituidos por fallos en los procesos de control y mando de personal.

Si bien el gobierno y los altos mandos militares condenaron los hechos y pidieron perdón a las familias de las víctimas, el desconsolado padre ha dicho que el daño de perder a sus hijos es irreparable.

Aún está presente en la memoria colectiva el escándalo que envuelve al Ejército, luego que hace dos años fueran reveladas a la opinión pública prácticas de ejecuciones extrajudiciales perpetradas por soldados, en hechos considerados como crímenes de Estado, eufemísticamente conocidos aquí como "falsos positivos".

Continúan los crímenes extra-legales










Ramiro Orjuela, abogado defensor de Derechos Humanos, denuncia la agudización de las violaciones del derecho a la vida de niños y niñas en los departamentos de los llanos orientales, detenciones arbitrarias y toda clase de vejámenes contra líderes campesinos que organizaron la audiencia pública sobre fosas comunes realizada el 22 de julio 2010 en el municipio de la Macarena, en el departamento del Meta.

El Ejército presiona a la familia de los niños asesinados

El Ejército y otras instituciones del Estado colombiano ejercen presión para que la familia de la niña violada y asesinada junto a sus dos hermanitos en una vereda de Tame conceda "perdón", en contraste con el poco apoyo estatal que recibe la familia ante su desplazamiento forzado
Así lo denuncia la asociación de defensa de los Derechos Humanos de Arauca Humanidad Vigente, en el siguiente comunicado
Humanidad Vigente Corporación Jurídica y el Comité Permanente Para La Defensa De Los Derechos Humanos-Capítulo Arauca, manifiestan a la opinión pública regional, nacional e internacional:

Que rechazamos con profunda preocupación las acciones de presión de instituciones del Estado, del Ejército y de algunos medios de comunicación sobre el señor JOSÉ ALVARO TORRES y su familia para que concedan el perdón por la muerte de su hija e hijos, y la estigmatización que el general ALEJANDRO NAVAS hace de las Organizaciones de derechos humanos acompañantes y representantes de las víctimas.

Como representantes judiciales del señor JOSÉ ALVARO TORRES, enérgicamente rectificamos la información que se ha venido suministrando por los medios masivos de comunicación, sobre la reunión de "perdón" sostenida el pasado jueves 04 de noviembre, entre el señor JOSÉ ÁLVARO TORRES, padre de la niña y los niños asesinados en la vereda El Temblador del municipio de Tame (Arauca) y Comandantes de la Octava División y Brigada XVIII del Ejército Nacional en las instalaciones del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar -ICBF.

Si bien dicha reunión se realizó a puerta cerrada, ésta se hizo sin el consentimiento previo e informado del señor TORRES, quien acudió a las instalaciones del I.C.B.F de manera ingenua, en el entendido de que la reunión trataría sobre las diligencias que venía adelantando con el ICBF a fin de garantizar condiciones de dignidad para él y sus hijos, debido a su actual situación de desplazamiento forzado.

El señor TORRES nos ha manifestado, a las organizaciones de Derechos Humanos que le acompañamos, que el Ejército Nacional en ningún momento le manifestó solicitud de perdón por los execrables crímenes cometidos por uno o varios de sus miembros, sino que la actitud de los miembros del Ejército Nacional buscaba que el señor JOSE ALVARO TORRES diera su consentimiento para grabar una entrevista en la cual accediera a conceder el perdón al ejército nacional y luego ser presentados a los medios de comunicación masivos. Situación que quedó en evidencia cuando el señor Torres solicitó a la Fiscalía General de la Nación su intervención ante la comandancia del Ejército Nacional para que cesaran las continuas y reiteradas llamadas telefónicas que le hicieran el día viernes 5 de noviembre, con el fin de que manifestara a los medios la aceptación del perdón.

Respecto a esta tragedia que le ocurrió al señor JOSE ALVARO TORRES y a su familia exigimos que sean las investigaciones penales y disciplinarias las que hagan justicia y revelen no sólo a él y a su familia, sino a la comunidad nacional e internacional, quiénes son los responsables del abuso sexual y homicidio de su hija y de sus dos hijos, qué sucedió en estos hechos, se dé un castigo ejemplar no sólo a quienes cometieron dichos crímenes, sino a quienes tenían el mando y el control efectivo sobre la tropa.

Hacemos un llamado a la Defensoría del Pueblo y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en cabeza de los directores de las regionales en el departamento de Arauca, para que cumplan con los deberes que constitucional y legalmente tienen en materia de prevención, protección y defensa de los derechos humanos, con preferencia y prevalencia de los derechos de los niños y las niñas. Así mismo, para que adopten una posición de respeto de la dignidad de las víctimas y no sólo enderecen su acción a buscar el acercamiento entre las víctimas - el señor JOSÉ ÁLVARO TORRES, así como con las y los familiares de la otra niña víctima de abuso sexual- insistiendo en que se debe procurar una conciliación, cuando dichos crímenes no tienen vocación de conciliación y sus funciones constitucionales son las de velar por los intereses superiores de los niños y niñas.

Ante semejante tragedia que conmovió a toda la sociedad cualquier persona pensaría que los familiares de las víctimas, estarían recibiendo una atención digna e integral por parte del estado y sus instituciones, pero la realidad no es así, don ALVARO y su familia están viviendo en condiciones indignas en la casa de un familiar, donde los pocos enseres que le han entregado son producto de colectas realizadas por algunos funcionarios; por ejemplo, el ventilador se lo regaló un periodista, la estufa una recolecta que hicieron unos funcionarios públicos, las camas de segunda y en mal estado, las donó otra institución etc.

Humanidad Vigente Corporación jurídica y el Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos capitulo Arauca, DENUNCIAMOS y RECHAZAMOS las irresponsables e intimidantes afirmaciones del comandante del Ejército Nacional ALEJANDRO NAVAS, en la entrevista realizada para el Diario El Tiempo, el día, 07 de noviembre de 2010, en las que estigmatiza la labor que hemos venido realizando organizaciones defensoras de derechos humanos reconocidas en el departamento de Arauca y a nivel nacional e internacional, al decir que "organizaciones extrañas se han apoderado de él -refiriéndose al señor JOSÉ ÁLVARO TORRES – para desorientarlo y formular estas denuncias, que no hacen cuando asesinan y maltratan a miles de niños. Qué mejor oportunidad que esta para enlodar el nombre del Ejército".

Le recordamos al Comandante del Ejército Nacional y a la opinión pública nacional e internacional que quienes han enlodado el nombre de dicha institución han sido sus mismos miembros que estando en servicio activo han convertido el crimen y la violación de derechos en una práctica sistemática y generalizada a lo largo y ancho del país, tal como lo demuestra los graves casos de ejecuciones extrajudiciales que han sido de público conocimiento.

Consideramos que las graves violaciones de derechos humanos perpetradas por integrantes del Ejército Nacional, en este caso, no deben ser calificadas como simples fallas institucionales, y que la responsabilidad de un crimen tan atroz como el de esta niña y niños, se quiera mostrar que es obra de una sola persona, de una "manzana podrida" como es usual que lo hagan los altos mandos militares en los graves casos de violaciones de derechos humanos en los que se ha visto comprometida la Fuerza Pública, y que han sido denunciados y conocidos públicamente.

Las fallas institucionales que han sido referidas por el ente militar, se presentaron a partir de la no atención a las denuncias y solicitudes que las comunidades de la vereda Caño Camame y El Temblador realizaron por el caso de abuso sexual presentado en el sector, así como por no haber atendido la solicitud de apoyo ante la desaparición y posterior hallazgo de los cuerpos de los niños TORRES JAIMES; cuestiones que generan responsabilidad a la luz del derecho penal colombiano (artículo 25 de la Ley 599 de 2000)1, tal como lo establece el artículo 161 del Código Penal que habla sobre la omisión de medidas de protección a la población civil, en ocasión y en desarrollo de conflicto armado y el artículo 417 sobre abuso de autoridad por omisión de denuncia.

En el marco de las disposiciones vinculantes para el Estado colombiano del derecho internacional de los derechos humanos, del derecho internacional humanitario y del Estatuto penal internacional, las omisiones en el mando y control efectivo sobre las tropas, también generan responsabilidad en materia penal, disciplinaria y administrativa, a los superiores de las mismas, respecto de crímenes cometidos por sus subordinados.

Alertamos sobre la intimidación, insultos, largos interrogatorios, empadronamientos o censos ilegales, que vienen realizando la fuerza pública (ejército y policía), en las comunidades de las veredas cercanas donde ocurrió la masacre (veredas la Holanda y la Esperanza), que puede conllevar a que potenciales víctimas y testigos abandonen la zona o se muestren renuentes a acudir ante las autoridades para esclarecer los crímenes.

Dejamos claro ante la opinión pública regional, nacional e internacional que la labor de acompañamiento que le hemos venido realizando al señor JOSE ALVARO TORRES y su familia, se realiza en el marco de las acciones de defensa de derechos humanos que estamos exigiendo ante las diferentes autoridades del orden local, nacional e internacional, y en nuestra condición de representantes judiciales. No somos "organizaciones extrañas", sino organizaciones defensoras de la vida, la dignidad, los derechos humanos y de los derechos de las víctimas a la VERDAD, la JUSTICIA y la REPARACIÓN INTEGRAL.

POR LO ANTERIOR EXIGIMOS:

1. A la Fiscalía General de la Nación para que en el marco de la investigación que se adelanta, sean llamados por su responsabilidad por su conducta omisiva en los presentes hechos, a los miembros del Ejército Nacional destituidos el pasado martes 2 de noviembre de 2010, puesto que conforme a los preceptos que son vinculantes para Colombia en el marco del derecho internacional de los derechos humanos; y, en especial del derecho penal internacional.

2. Que en su función constitucional y legal adelante la investigación que conduzca al esclarecimiento de los hechos, el establecimiento de las responsabilidades penales a que haya lugar, y no se cese en su labor de consecución de la verdad real en estos atroces crímenes por la vinculación de un solo supuesto autor material e intelectual.

3. A la Procuraduría que radique la competencia de las investigaciones disciplinarias adelantadas en el marco del presente caso en la Procuraduría Delegada Disciplinaria para la Defensa de los Derechos Humanos que es la competente para adelantar las pesquisas conducentes a establecer la responsabilidad disciplinaria de los militares implicados en el caso.

4. A los diferentes organismos del Sistema de Naciones Unidas para que se pronuncien sobre las acciones de intimidación que autoridades civiles y militares del orden local y nacional vienen haciendo sobre los familiares de estos dos casos y que comprometen su integridad emocional y su seguridad, así como sobre la legítima labor que las organizaciones sociales y de derechos humanos venimos haciendo en aras de esclarecer los hechos y acompañar en la reivindicación de los derechos de verdad, justicia y reparación de las víctimas.

5. A Acción Social, Bienestar Familiar, a la Gobernación de Arauca y al Alcalde de Tame, que asuman su deber constitucional y legal de brindar condiciones de subsistencia digna y de manera integral al señor JOSE ALVARO y su familia. No se trata de asistencialismo de caridad, sino de una obligación del Estado cuya responsabilidad está comprometida en este grave crimen.

6. A todas las instituciones que tiene la responsabilidad constitucional de proteger la vida, la seguridad, el buen nombre y la libertad de las personas, les exigimos verdaderas medidas de protección para la familia Torres, para los testigos y que cesen los hostigamientos, mal trato y empadronamientos a las comunidades de las veredas cercanas a donde ocurrió la horrible masacre de los niños (la Holanda y la Esperanza).

7. A los medios de comunicación del orden nacional e internacional para que se siga informando con objetividad siempre respetando la dignidad de las víctimas, la memoria de las niñas y niños violados y asesinados y se presente la información de manera mucho más objetivamente y veraz.

Corporacion Juridica Humanidad Vigente

(Fuentes: Prensa Latina, ACIN y Oiga Hermano)

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats