Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

4.11.08

Elecciones USA-Latinoamérica

AMÉRICA LATINA APUESTA CLARAMENTE POR OBAMA, PORQUE NO QUIERE QUE CON McCAIN REPITA UN NUEVO BUSH


Latinoamérica, , sigue con atención y cautela el proceso electoral en el país del norte. En la calle, las simpatías se decantan mayoritariamente hacia el candidato demócrata, Barack Obama. Es así tanto en México y Centroamérica -pese a que los analistas políticos aseguran que el candidato republicano, John McCain, conoce mejor América Latina que el demócrata-, como en Sudamérica, donde una encuesta de Gallup en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay confirma esa tendencia popular a favor de Obama.
Las afinidades por uno u otro candidato son más difíciles de constatar en la mayoría de los gobiernos, que se guardan de expresar abiertamente sus preferencias. Sólo contados mandatarios, como el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva o la argentina Cristina Fernández han dejado traslucir su simpatía por Obama. Y Hugo Chávez, ha dicho que está dispuesto a sentarse a hablar 'con el negro'. Y aunque el boliviano Evo Morales, otro de los más enfrentados a la administración Bush, no se ha pronunciado oficialmente a favor de uno u otro candidato, aunque en los pasillos del gobierno trasciende una preferencia por Obama.
Y en el caso de Cuba los signos también son más favorables a Obama, sin que se hala expresado una preferencia. La Habana siempre está dispuesta al diálogo: Raúl Castro lanzó en los dos últimos años hasta en tres ocasiones la oferta de reanudar el diálogo con Washington, aunque, eso sí, sólo después del cambio de inquilino en la Casa Blanca. Una posibilidad que sólo Obama ha considerado públicamente y La Habana ha tomado nota de ello, así como de su disposición a flexibilizar las restricciones a los viajes y las remesas. Aun así, en la isla Fidel Castro ha sido el único en hacer comentarios públicos sobre los candidatos en los que Obama sale ganando, aunque, como ironizó el histórico líder cubano, esto probablemente no beneficie al demócrata.
Latinoamérica, ausente de la campaña


Pese a la discreción de la mayoría de los gobiernos latinoamericanos frente a los comicios del 4 de noviembre, las acciones de ambos candidatos en su trayectoria como senadores pueden dar una pista de las preferencias regionales al más alto nivel. En materia migratoria, McCain es reconocido por México y Centroamérica porque, junto con el demócrata Edward Kennedy, fue uno de los autores de un proyecto de reforma beneficioso para los inmigrantes, rechazado al final por el Congreso estadounidense.

En los países con Tratados de Libre Comercio (TLC) ya concretados -como México- o en proceso -como Panamá- la postura crítica de Obama ante estos acuerdos ha provocado cierto resquemor en los gobiernos.
En la misma situación está Colombia, que conoce el recelo de los demócratas norteamericanos a aprobar en el Congreso su TLC y que con el gobierno de Bush llegó a convertirse en el principal aliado regional.
Brasil, por el contrario, aunque no ha podido quejarse de la relación mantenida con una administración republicana, sorprendió al afirmar que la victoria de Obama será una de las consecuencias "positivas" de la crisis financiera."Más allá de su propuesta económica, que posiblemente para Brasil no es tan buena como la de McCain, la transformación que representa la elección de Obama y la distensión que promoverá en la política internacional, que se volverá menos unilateral, lo convierte en una opción mejor", razona el analista brasileño Claudio Fritschak.

El interés regional por el proceso electoral estadounidense no parece sin embargo ser recíproco, en vista de lo poco que Latinoamérica apareció en la campaña de los candidatos, utilizada más que nada como un arma arrojadiza. McCain acusó a Obama de no haber viajado "nunca" más allá del "sur de la frontera" frente a sus varias visitas a la región. Y también utilizó la disposición manifiesta del demócrata a hablar "sin precondiciones" con líderes antagónicos como Raúl Castro o Hugo Chávez para achacarle "inexperiencia" en política exterior."Es probable que no haya una visión y atención hacia América Latina, por lo menos al principio. En el contexto de la crisis que se está viviendo, Estados Unidos está volteando hacia otras regiones del mundo para tomar acciones", dice Rossana Fuentes-Berain, subdirectora de la revista "Foreign Affairs en Español". En este marco, añadió la experta, a la región sólo le queda una opción: "Lo que tiene que esperar América Latina del nuevo presidente de Estados Unidos es que la escuche".

Hugo Chávez mucho más cerca de Obama

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo el fin de semana que el triunfo del candidato demócrata Barak Obama en las elecciones presidenciales será bien visto."No es poca cosa que un hombre negro llegue a la presidencia de Estados Unidos. Ojalá se ponga a la altura de lo que está ocurriendo en el mundo", dijo el mandatario.
Chávez ha expresado ya en varias ocasiones y de manera irónica, su desagrado hacia el republicano MacCain, a quien se refiere como "camarada". Chávez, sin embargo, se refiere de manera distinta al candidato Obama Hace unas semanas comentó que Obama utilizaba su figura presidencial de manera negativa para ganar votos, pero que no iba a molestarle porque estaba en campaña política."No le pedimos que sea revolucionario sino que se adapte a los que sucede, a la paz". Y este domingo el gobernante venezolano dijo que el levantamiento al bloqueo económico en Cuba y la retirada de las tropas de Iraq, pueden ser un buen comienzo en caso de que Barak Obama llegue a la silla presidencial. "Estados Unidos tiene todo para ser una potencia mundial", concluyó Chávez al comentar que esta nación cuenta con todas las condiciones, pero que no debe abusar de la soberanía de otros países más pobres.

Cuba "no espera nada", pero rechaza a McCain


El gobierno cubano dejó claro que no espera cambios en las políticas de Estados Unidos hacia Cuba tras las elecciones , pero evidenció que el republicano John McCain no es de su preferencia. Según La Habana McCain representa a sus "archienemigos", que los analistas locales suelen mencionar como "la ultraderecha fascista" en Washington, o más discretamente "el grupo más ultraconservador del establishment".

Sobre el veterano de la guerra en Vietnam, Fidel Castro, a quien las autoridades y medios cubanos definen como el líder de la Revolución, fue aún más claro. "El candidato republicano, que cultiva su fama de hombre belicoso, fue uno de los peores alumnos de su curso en West Point", subrayó Fidel Castro en uno de sus comentarios para la prensa que publico en octubre pasado. "No sabía nada de Matemáticas, según confiesa, y es de suponer que mucho menos de las complicadas ciencias económicas", observó el ex presidente cubano. Y a renglón señaló añadió que "sin duda, su adversario lo supera en inteligencia y serenidad", en uno de sus artículos en Granma, publicados bajo el genérico de "Reflexiones del compañero Fidel"
Por su parte, el vicepresidente Carlos Lage dijo este lunes :"Yo pienso que lo que necesita el mundo es un presidente de los Estados Unidos que sea racional, que tenga un mínimo de coeficiente de inteligencia, que no sea alcohólico, y que no sea demente, si no es mucho pedir"
Para Lage la elección es importante para Cuba, porque "corresponderá al presidente de Estados Unidos decidir si mantiene una política criminal contra Cuba, decidir si mantiene una política de desconocimiento y de desprecio a la opinión pública mundial, si mantiene una política de desprecio y desconocimiento a las Naciones Unidas".
El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, encabezó la semana pasada una delegación de la isla a la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde un récord de 185 países condenaron mediante una declaración el embargo económico, comercial y financiero que Washington aplica hace 46 años a Cuba.

En México lo importante es la reforma migratoria gane quien gane


México insistirá ante Estados Unidos con una reforma migratoria para favorecer a millones de mexicanos que trabajan ilegalmente del otro lado de la frontera, sin importar quien gane las elecciones presidenciales, dice la canciller Patricia Espinosa.
México ha buscado infructuosamente en los últimos años regularizar la estancia en Estados Unidos de millones de mexicanos que viven sin documentos en ese país, y cuyas remesas son una fuente importante de divisas para México.
"Nosotros hemos venido sosteniendo una posición de insistir en la importancia de que tengamos una reforma migratoria, que se dé una reforma migratoria, que se reconozcan las aportaciones que los migrantes mexicanos hacen a la sociedad y a la economía estadounidense", dice.
"Esa es la posición sobre la cual seguiremos trabajando", subraya a una pregunta sobre cuál de los dos candidatos a la presidencia favorecería más a los mexicanos en Estados Unidos, principal socio comercial de México.
Ambos países comparten una frontera de más de 3,000 kilómetros y una agenda bilateral que incluye entre otros temas el comercio, seguridad, narcotráfico y cooperación en varios sectores.
Además, son socios junto con Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

"Tenemos que reducir el consumo de drogas",
dice Dan Restrepo, Asesor de Obama:

Actualmente, Restrepo, uno de los asesores de Obama, es el director de la sección de las Américas del Center for American Progress, un centro de investigación progresista basado en Washington. Descendiente de españoles y colombianos, Restrepo trabajó en el equipo de América Latina que asesoraba al comité de relaciones internacionales de la Cámara de Representantes durante parte de la presidencia de Bill Clinton. Esta es la entrevista que concedió a BBC-Mundo.

SOBRE EL CANDIDATO
-¿En qué se diferencia la política de Barack Obama con la de John McCain en relación con América Latina?
-Las diferencias son muy claras. McCain quiere continuar con las malas políticas de la administración Bush, mientras que el Senador Obama quiere abrir un nuevo capítulo en las relaciones con el resto del hemisferio.
El principio es muy distinto: para Obama es importante hablar con la gente del continente, porque cree que esto también beneficia a EE.UU.
Además, quiere trabajar con los países del continente como socios, conjuntamente, en temas de democracia y seguridad.
(McCain) da la misma respuesta a todas las preguntas: "un tratado de libre comercio" a todo, como si eso fuera una varita mágica.
Obama quiere encontrarse y hablar con los líderes de esos países para ver en que están.
Esto sería una diferencia fundamental de la política que tendría McCain hacia la región, pues buscaría imponer la visión de Washington.
Pero yo viajé con McCain a la región y fue claro que también le interesa y que no está de acuerdo con Bush en muchos temas...

El senador McCain está siguiendo las mismas políticas de Bush.
Además, da la misma respuesta a todas las preguntas: "un tratado de libre comercio" a todo, como si eso fuera una varita mágica. Y, además de eso, no ha mostrado un gran compromiso con la región.
-Usted dice eso, pero por lo menos McCain ha viajado a América Latina. Obama no ha puesto un pie allí...
-Contar el número de días que estás en suelo latinoamericano no define tu compromiso con la región. Por ejemplo, el presidente Bush fue uno de los mandatarios que ha pasado mas días en Latinoamérica en la historia de los Estados Unidos y mire dónde nos encontramos: nunca ha habido tan poco diálogo con la región.
-Pues, la verdad, la posición sobre los tratados de libre comercio parece ser lo único que los diferencia. Además, ¿qué pasa si Obama llega a la Casa Blanca y le dice unilateralmente a México "las reglas tienen que cambiar"?
-Cuando Obama llegue a la Casa Blanca creará una posición dedicada total y únicamente a la región, 24 horas al día, 52 semanas al año. Ésta persona tendrá acceso directo al presidente y no dejará que la región pase desapercibida como lo ha hecho la administración Bush.
Además, en términos de comercio, Obama entiende la importancia de mantener un mercado abierto y dinámico y sabe que vivimos en una economía globalizada.
Pero Obama quiere que esa economía le sirva a los trabajadores y consumidores tanto en Estados Unidos, como en los países latinoamericanos, y que no sea un mecanismo en donde los más ricos y las grandes empresas perciban todos los beneficios.
SOBRE LIBRE COMERCIO
-Durante las primarias demócratas, Obama dijo que iba a cambiar las reglas del NAFTA, el tratado de libre comercio con México. ¿Es esto verdad?
-El tratado ya tiene 15 años y las circunstancias han cambiado. Es tiempo de que los líderes se sienten y hablen de cómo profundizar las relaciones económicas de los tres países.
-En relación con el TLC con Perú y CAFTA en Centro América, ¿Obama también espera cambiar las reglas de esos tratados?
-Obama apoya el TLC con Perú porque tiene los beneficios económicos y ambientales que él en cualquier momento podría usar para defender nuestros intereses de una manera en la cual el CAFTA no lo hizo y no lo hace. Entonces necesitamos asegurarnos que estos tratados defiendan a la gente y no los intereses especiales.
-¿Y qué va a pasar entonces con el TLC con Colombia (que sigue esperando la aprobación del Congreso estadounidense para poder implementarse)?
-Obama reconoce la importancia de Colombia para la región y también reconoce las mejoras que ha logrado el presidente Álvaro Uribe en términos de seguridad.
Por ahora, la larga historia que tiene Colombia de violencia en contra de líderes sindicalistas y otros líderes de ONGs no nos permite estar en la posición de negociar un tratado de comercio
Pero, por ahora, la larga historia que tiene Colombia de violencia en contra de líderes sindicalistas y otros líderes de ONGs no nos permite estar en la posición de negociar un tratado de comercio.
Por eso, queremos trabajar con los colombianos para arreglar esos problemas y llegar al punto donde podríamos profundizar nuestras relaciones económicas.
SOBRE MÉXICO
-¿Cuál es la posición de Obama frente a la guerra contra el narcotráfico y la colaboración con México?
-Con respecto a la guerra en contra de las mafias del narcotráfico que afectan tanto a México, como a EE.UU., la diferencia entre Obama y McCain es que el senador de Illinois cree que la Iniciativa Mérida es un paso, un paso importante, pero sólo un primer paso para arreglar el problema.
Estados Unidos tiene que hacer su parte. No es solamente una cuestión de apoyar a otros gobiernos, tenemos que reducir el consumo de drogas en EE.UU. y volverle a dar fondos a programas a los que el presidente Bush se los quitó y que McCain no promete restablecer.
También necesitamos restablecer los programas de vigilancia comunitaria y necesitamos tomar responsabilidad y cortar el flujo de vehículos, armas y dinero que cruza la frontera. Esto es algo de lo que McCain no ha hablado.
SOBRE VENEZUELA
-¿Nos podría hablar más del encuentro que Barack Obama podría tener con el presidente Hugo Chávez de Venezuela...
-Obama está dispuesto, si es que se dan las condiciones correctas, con ciertas reglas que impondría el candidato, a reunirse con Chávez
Lo que tengo que decir sobre Venezuela es que las erráticas medidas tomadas por el gobierno estadounidense en la región, de las cuales John McCain es uno de sus principales seguidores, han dado cabida para que Chávez llene ese espacio con sentimientos anti-democráticos en Venezuela.
-La gran pregunta es ¿cómo lidiar con este problema? ¿Seguir con esta política incorrecta de Bush o empezar a llenar ese vacío en la sociedad?
-¿Pero cómo lo van a lograr? Porque, seamos sinceros, no creo que ningún país en América Latina esté interesado en más intervencionismo estadounidense...
No es intervencionismo, es cooperación. Es llegar a estos países y analizar en conjunto cómo podemos trabajar.
Y sobre la pregunta de diplomacia directa, el presidente Kennedy dijo: "Nunca debemos negociar por miedo, pero tampoco debemos tener miedo a negociar".
Obama está dispuesto -si es que se dan las condiciones correctas y con ciertas reglas que impondría- a reunirse con Chávez y mandar el mensaje de los valores democráticos, que Chávez no está demostrando ahora.
SOBRE CUBA

-¿Los cubanoamericanos y los estadounidenses podrán viajar a la isla cuando quieran y no como ahora, que tienen prohibido ir a Cuba?
-Basado en las políticas de los últimos 48 años, Barack Obama quiere modificar lo que no funciona y establecer una verdadera política que apoye la libertad humana. Lo primero que hará Obama será permitir las visitas de familiares a la isla. Es lo moralmente correcto.
Barack Obama estaría dispuesto a mandar un mensaje al pueblo cubano sobre derechos civiles, sociales y humanos, que el mismo gobierno cubano no está mandando
Lo segundo (sería) permitir el envío de dinero a la isla. Esos serían los dos primeros pasos y ahí empezaríamos.
El embargo continuaría. Obama todavía no está listo para levantarlo.
-¿Se sentaría a hablar con Raúl Castro?
-En el momento correcto, con las condiciones correctas y con el objetivo de que el encuentro sirva a los estadounidenses, Barack Obama estaría dispuesto a mandar un mensaje al pueblo cubano sobre derechos civiles, sociales y humanos, que el mismo gobierno cubano no está mandando.
No podemos seguir haciendo lo mismo y esperar un resultado diferente. Barack Obama no tiene miedo de usar todo su repertorio por la libertad y el bien del pueblo cubano.
(Fuentes: DiarioCoLatino-El Salvador, ANSA-Latina, Reuters y BBC-Mundo)

No hay comentarios:

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats