Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

7.11.08

Obama-Latinoamérica

AMÉRICA LATINA PIDE AL PRIMER PRESIDENTE NEGRO QUE ESTADOS UNIDOS DEJE DE COMPORTARSE COMO UNA POTENCIA IMPERIALISTA, QUE RESPETE LOS DERECHOS HUMANOS, QUE NO PRACTIQUE LA RAPIÑA, QUE RESPETE LA AUTONOMÍA DE LOS PUEBLOS...QUIZÁS UN IMPOSIBLE



Más de 360 expertos en Latinoamérica, han escrito una carta al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, haciéndole llegar sus deseos de "mejorar las relaciones" con la región. En ella exponen su desacuerdo con los tratados de libre comercio, con el tratamiento a la inmigración, convocándolo a "renovar" el apoyo a los derechos humanos. "Pedimos el cambio y no sólo en los Estados Unidos", reclaman en la misiva reproducida por la agencia argentina de noticias Télam. Los analistas señalan en la carta que "estamos esperanzados que durante su Presidencia los Estados Unidos pueda convertirse en un compañero más que en un adversario para los cambios positivos que ya están ocurriendo en el hemisferio". "Los latinoamericanos, miraron en muchas ocasiones a los Estados Unidos no como un amigo sino como un opresor, el garante de un sistema económico internacional que trabaja en contra de ellos en vez de hacerlo por ellos, la verdadera antítesis de la esperanza y el cambio", mencionan aludiendo a los principales valores de la campaña del reciente Presidente electo.

Señalan además que esta "tendencia de Washington de pelear en contra de la esperanza y el cambio fue especialmente prominente en las respuestas de Estados Unidos, a los gobiernos democráticamente elegidos de Venezuela y Bolivia". En consonancia, los destacados especialistas, sostienen que "el actual ímpetu de cambio en Latinoamérica es un rechazo al modelo de crecimiento económico que fue impuesto en la mayoría de los países desde los comienzos de 1980, un modelo que concentró riqueza, dependiente sin éxito, en fuerzas del mercado irrestrictas para solucionar profundos problemas sociales y quitar el bienestar humano".
Resaltan los especialistas la especial relación mantenida por la administración del presidente George W. Bush con Colombia, "actual escenario de la segunda mayor crisis humanitaria en el mundo. Su gobierno, el cual criminaliza incluso protestas pacíficas, busca una extensión de las políticas de libre comercio que gran parte del hemisferio ya está reaccionando en contra". "Desgraciadamente, desde los ojos de muchos latinoamericanos, Estados Unidos ha tomado la postura de apoyar a los regímenes inequitativos", agregan.
Por otro lado, los firmantes de la misiva resaltan la necesidad de "apoyar de manera positiva" el proceso de transición por el que atraviesa Cuba, marcan la imprescindible modificación en los asuntos migratorios y convocan al Presidente de país líder, a "renovar su apoyo activo a los derechos humanos", en todo el territorio. "La manera de manejar la inmigración no es construyendo un gigante muro, sino que al contrario, Estados Unidos debería apoyar un desarrollo económico más equitativo en México y Centroamérica, y de hecho, en toda la región", puntualiza el documento emitido por los analistas. "Nuestro deseo es que Ud. tome la oportunidad de inaugurar un nuevo período de entendimientos hemisféricos y colaboración para el bienestar común. Nosotros pedimos por el cambio y no sólo en los Estados Unidos", finalizan los reconocidos intelectuales. La carta, enviada el 20 de octubre, fue elaborada por los más destacados expertos en asuntos latinoamericanos, muchos de ellos miembros de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA, en inglés), principal entidad de profesionales en la región.

Cuba espera el levantamiento del bloqueo



El gobierno cubano manifesta alegría por la victoria en Estados Unidos del demócrata Barack Obama y dice que dará la bienvenida a acciones que suavicen el bloqueo económico y comercial que mantiene sobre la isla. "Por supuesto estoy contenta de que haya ganado Obama. Si Obama hace alguna acción de suavizar el bloqueo bienvenida sea y por supuesto que nos va ayudar", afirma Marta Lomas, ministra de Inversión Extranjera y Colaboración Económica.

En la primera reacción de un miembro del gobierno de Raúl Castro, Lomas, añade que "no obstante nosotros estamos preparados para que las condiciones (del bloqueo) sigan como están". "Los problemas los tenemos que seguir resolviendo nosotros. Nosotros seguimos trabajando, luchando", Para Lomas, la victoria de Obama "es una señal del cambio que necesita ese pueblo" por los estadounidenses. Obama prometió durante su campaña electoral que estaba dispuesto a aliviar el embargo comercial impuesto a Cuba desde hace 46 años y a sentarse a dialogar con el presidente cubano, Raúl Castro. "Aceptaríamos sus inversiones (de Estados Unidos) sobre los principios de respeto a la soberanía", dijo Lomas, señalando que "se pueden flexibilizar algunas medidas del bloqueo, como el comercio y los viajes".

Obama goza de simpatías entre la población cubana


El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, cuenta con la simpatía de buena parte de la población de Cuba, esperanzada en que cumpla sus promesas de distensión.
El candidato triunfante será desde el 20 de enero el primer negro en alcanzar la presidencia de Estados Unidos y podría ser también el primero en sentarse a conversar con el gobierno cubano tras casi medio siglo de conflicto. Durante su campaña electoral, Obama prometió eliminar las restricciones a los viajes y a las remesas de dinero hacia Cuba, impuestas en 2004 por el gobierno estadounidense de George W. Bush, e inclusive se declaró dispuesto a conducir una "diplomacia directa" y sin "precondiciones" con La Habana.
"Yo espero que con él como presidente se suavice la relación y deje de haber tantas limitaciones", dice una mujer de 62 años que se queja de que en noviembre pasado le negaron la visa por segunda ocasión en los últimos tiempos, con el argumento de que constituye un riesgo para los intereses de Estados Unidos. "Mis padres y hermanos viven allá desde hace muchos años y nunca antes tuve problemas para visitarlos, pero para el gobierno de Bush soy un peligro y ya no puedo ver a mi madre, de 92 años, que está enferma y quiere verme", añade.
Un cambio en la política de Washington hacia Cuba tiene varias ventajas para la sociedad de este país, a juicio del reverendo Raimundo Franco, director del Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo, una de las pocas organizaciones de la sociedad civil de la isla que mantiene un espacio de análisis sistemático sobre derechos humanos. El ofrecimiento de Obama de "abrirse al diálogo con Cuba (….) constituye un hito para su propio país y gobierno, ya que requeriría el desmontaje de lo que se ha llamado una política de embargo con base en asuntos de democracia y derechos humanos", afirma. El religioso no duda que, en lo inmediato, una nueva postura de Washington contribuiría al acercamiento de las familias con parientes en uno y otro país y ayudaría a la economía cubana por el aumento de los viajes y las remesas. "Dios quiera que este sea el comienzo del cese de acusaciones (….) y rencores que han hecho tanto daño", remata.
Sin embargo, investigadores consultados no ven mayores beneficios económicos a corto plazo, especialmente por la crisis financiera que sacude a Estados Unidos y que se ha traducido en una disminución de las remesas hacia el resto de América, así como de los viajes debido al encarecimiento de las tarifas aéreas. "Sin duda, la situación podría remontar en los próximos meses y sería una señal positiva, pero, por ahora, la prioridad de Obama es mejorar la economía de su país y ganar prestigio", considera el economista y profesor universitario Omar Everleny Pérez Villanueva. Aún así, no tiene dudas en cuanto a que, si el Congreso estadounidense adopta iniciativas favorables a Cuba, no serían vetadas por Obama. "No tiene por qué hacerlo, además los cubanoamericanos recalcitrantes son republicanos, con quienes Obama no tiene compromisos", señala.
Luis René Fernández, subdirector del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (Cehseu), de la Universidad de La Habana, concuerda en que Cuba no es "una prioridad" en la agenda de Washington, pero una nueva postura respecto de la nación caribeña puede "resultar importante para la percepción del mundo sobre Estados Unidos". "Es decir, cambios pequeños en la política hacia Cuba, de cierta flexibilización, disposición a la negociación diplomática, aunque limitada, pueden servir para mejorar algo crucial para la política de los Estados Unidos: su imagen, muy deteriorada después de ocho años de una administración muy impopular globalmente", señala.
Fidel Castro se refirió públicamente a los dos candidatos que pugnaron en la justa electoral estadounidense. En su última columna de opinión, consideró a Obama "más inteligente, culto y ecuánime" que su adversario republicano, John McCain.
"Obama llega a estas elecciones con el respaldo de la clase dominante de Estados Unidos", recuerda Ramón Sánchez-Parodi Montoto, especialista en Relaciones Internacionales y ex jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos, en un artículo publicado este miércoles en el oficial diario Granma.
Entre los grupos opositores, ninguno de los cuales es reconocido por las autoridades cubanas, las opiniones son diversas. "No creo en propuestas de diálogo a este gobierno", dice Berta Soler, de las Damas de Blanco. Sin embargo, para Eloy Gutiérrez Menoyo, líder de Cambio Cubano, la llegada de Obama a la Casa Blanca puede suponer que Washington abra un nuevo horizonte de posibilidades infinitas y "sería también una oportunidad para enriquecer el diálogo con América Latina".


Obama ¿Esperanza para América Latina?

Por Juan Francisco Torres/ABP Ecuador


El triunfo presidencial, del candidato demócrata Barack Obama, ha sido calificado como "importante" para mejorar las relaciones entre Estados Unidos con América Latina, las que han sido afectadas –según los norteamericanos- por el avance del pensamiento anti-gringo generado por los proceso históricos de carácter soberano en cada uno de nuestros países.

Reflexionar las relaciones como un ámbito muy general olvidando que por medio existe una lucha, conflicto y antagonismo de intereses entre clases del país imperialista y de los países dependientes, es querer tapar el sol con un dedo. No son las relaciones entre los pueblos las que están en disputa, peor aún las relaciones entre los oprimidos y explotados que sobreviven en los Estados Unidos que las consideramos como nuestras en la lucha; sino las posiciones imperialistas político-económicas del estado norteamericano para la dominación de Latinoamérica y el mundo, como ha sido la característica de la era genocida de George W. Bush.
Sin embargo, no hay mal que dure cien años ni pueblo que lo resista, por lo que el pueblo estadounidense ha comprendido y ha repudiado el carácter guerrerista de la política internacional, representada por los republicanos a través de McCain, pues como acertadamente reflexiona el compañero Fidel: "Al pueblo de Estados Unidos le preocupa más la economía que la guerra de Iraq. McCain es viejo, belicoso, inculto, poco inteligente y sin salud… (la guerra de Iraq) que ha costado la sangre de miles de soldados de Estados Unidos, muertos o heridos en los combates, y más de un millón de vidas a esa nación musulmana. Fue una guerra de conquista impuesta por el imperio en busca de petróleo".
McCain siguiendo el ejemplo de Bush, hubiera continuado con agresiones militares, y lo peor, las hubiera extendido hacia nuestra región, retomando nuevamente la doctrina Monroe "América para los Americanos".


Sin duda, el triunfo de Obama genera muchas expectativas entre los pueblos y gobiernos progresistas, que conociendo las propuestas y ofrecimientos de los dos candidatos, han optado por el "menos peor", en este caso Obama. Fidel también ha considerado a Obama "el más avanzado candidato a la postulación presidencial" desde el "punto de vista social y humano"; además el discurso conciliador y apaciguador, ojalá se vea reflejado en la no injerencia dentro de los procesos soberanos de los latinoamericanos.

Por otro lado, la concepción difundida sobre Obama acerca de su origen y posición social como excluida, perteneciendo a una comunidad humilde negra, fue la mejor propaganda, enalteciendo su carácter luchador, digno de respeto, logrado en una sociedad racista y discriminatoria como la estadounidense. Parecería pues que Obama, al vivir en carne propia las injusticias del sistema, se representaría con los sectores oprimidos de la sociedad y como tal tendría que actuar para superarlos. Sin embargo Marx nos enseñó que vivimos en un mundo de las apariencias, muchas veces confundido con la esencia, Obama pudo haber sido "negro oprimido" pero convertirse en "negro que piense y actué como blanco opresor"
La política que se conoce de Obama es muy superficial y será desde el 2009 cuando ejecute la estrategia de su plan de gobierno, donde demostrará su verdadera esencia.
Obama no es la esperanza, la revolución latinoamericana será la creación heroica de nuestros pueblos, para nosotros la esperanza es continuar la lucha por el Socialismo.

(Fuentes: ABI-Agencia Boliviana de Información/TELAM-Argentina, ANSA-Latina, IPS, y ABP-Agencia Bolivariana de Prensa )

No hay comentarios:

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats