Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

31.3.09

Colombia:FARC

LA GUERRILLA SE RECUPERA UN AÑO DESPUÉS DE LA MUERTE DE MARULANDA, CAMBIA DE ESTRATEGIA Y ACEPTA NEGOCIAR EL 'INTERCAMBIO HUMANITARIO' SIN EXIGIR UNA ZONA DESMILITARIZADA

Las FARC aceptan negociar el canje de 20 secuestrados por guerrilleros presos, sin despeje militar y minimizan las cifras sobre secuestrados en su poder . Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia proponen en un comunicado un intercambio humanitario sin la condición hata ahora inamovible de la guerrilla y que actuaba como obstáculo en todo intento de diálogo.“Estamos listos para el canje de prisioneros de guerra y en disposición de no hacer del lugar de diálogo un obstáculo insalvable”, señala la carta enviada a la organización humanitaria Colombianos y Colombianas por la Paz y a la senadora Piedad Córdoba, quienes jugaron un papel fundamental en la reciente liberación de seis rehenes.
Los 20 secuestrados que las FARC pretenden canjear son oficiales y suboficiales del ejército y la policía colombiana, algunos de los cuales permanecen secuestrados desde 1998.

En el texto, el grupo guerrillero nombra como intermediarios a los comandantes Pablo Catatumbo, Carlos Antonio Lozada y Fabían Ramírez para lograr “garantías efectivas que definan condiciones de modo, tiempo y lugar” para el intercambio entre secuestrados y guerrilleros detenidos. Las FARC se comprometen a enviar pruebas de supervivencia de los 20 militares y policías que tiene en su poder.

En la carta afirman tener 9 secuestrados por motivos económicos, cuyo patrimonio consideran superior a un millón de dólares, pero no contabilizan a los secuestrados con menor patrimonio. Las cifras oficiales les responsabilizan de tener a más de 700 personas en su poder.
Sobre las cifras de secuestros no hay plena claridad, entre otras cosas porque no están depuradas, debido a que muchos de los rehenes han recuperado la libertad tras el pago de rescates, sin que se haya publicitado sus liberaciones.
En la misma carta, las FARC anuncian la entrega de los restos del mayor de la Policía, Julián Ernesto Guevara, muerto en cautiverio en el 2006 después de siete años secuestrado. Y piden a los destinatarios de su carta "exigir del gobierno nacional la entrega de los cadáveres de los comandantes Raúl Reyes e Iván Ríos a sus familiares". Reyes y Ríos murieron en marzo de 2008.
El director de la policía colombiana, general Óscar Naranjo, dice que los restos de Reyes y Ríos fueron entregados a sus familiares.

Uribe no estaría por la negociación


El "despeje" (desmilitarización) para negociar un acuerdo, fue durante mucho tiempo una condición "inamovible" para la guerrilla, rechazada siempre por Uribe. El hecho de que las FARC, retiren ahora esa condición, no garantiza que el gobierno acepte negociar un acuerdo.
El ex consejero presidencial de paz Carlos Eduardo Jaramillo considera que ahora "hay progresos" en la nueva posición de las FARC y considera que se trata de una jugada "política", para ganar espacio y mejorar la imagen, bajo el mando de "Alfonso Cano".
Sin embargo, Jaramillo no es muy optimista sobre lo que pueda pasar en el futuro cercano "Uribe ya empezó su campaña por la segunda reelección y el lenguaje de la campaña es "mano dura".

Otros son más optimistas, como Iván Cepeda, portavoz del Movimiento Nacional de Victimas de Crímenes de Estado y miembro del grupo Colombianos y Colombianas por la Paz, quien considera que la carta del Secretariado de las FARC "es el paso más importante que se ha dado en mucho tiempo respeto al intercambio humanitario".
"Lo que muestra la carta es la decidida voluntad de avanzar hacia ese acuerdo humanitario. Ahora la palabra la tiene el gobierno
".

Cepeda considera que "el gobierno debería designar a quien dialogue con las FARC para llegar lo antes posible a un entendimiento sobre el intercambio entre lo que las FARC llaman prisioneros de guerra y los presos políticos que están en las cárceles".
Los que sí defienden la negociación son los familiares. Aunque los de la Asociación Colombiana de Familiares de Miembros de la Fuerza Pública Retenidos y Liberados por Grupos Guerrilleros (Asfamipaz) muestra su preocupación, porque las FARC aseguran en la carta que tienen en su poder a 20 uniformados (policías o militares), dos menos de los que figuran en los registros oficiales. La presidenta de la Asfamipaz, Marleny Orjuela asegura que "tenemos pruebas de vida de veintidós'. Y se pregunta si la cifra menor se corresponde a una equivocación de quienes redactaron la misiva. Pero, pese a esa preocupación considera 'importante y positivo' el mensaje de los rebeldes. La asociación defiende una salida negociada para liberar a rehenes que, en algunos casos, llevan más de once años en cautividad.

Las FARC se recuperan y recuerdan la muerte de su fundador
La guerrilla más antigua de Latinoamérica, conmemoró el jueves el primer aniversario de la muerte de su fundador, Manuel Marulanda.
Según aseguran las FARC, a través de los comunicados que publican en su página de internet, la muerte de Marulanda -que tenía 80 años de edad-, sucedió el 26 de marzo de 2008 "ocasionada por una insuficiencia cardíaca y en brazos de su compañera".
En un comunicado publicado al cumplirse el aniversatrio en su página de internet ('
http://www.farc-ejercitodelpueblo.org/'), los rebeldes aseguraron que la muerte de Marulanda no afectó la estructura ni los propósitos de esa organización rebelde.
"Estamos unidos, cohesionados actuando sobre lo ya elaborado que es nuestra línea política militar, la vamos actualizando a la luz del Marxismo leninismo de acuerdo a la realidad Colombiana", señala el Secretariado del Estado Mayor Central, la cúpula de las FARC.
Ese mismo día Telesur, transmitió desde Caracas imágenes inéditas del funeral de 'Tirofijo', dentro de un reportaje que muestra a guerrilleras emocionadas ante el cadáver, al que acarician el rostro sin poder contener las lágrimas.
El reportaje incluye imágenes de hombres haciendo el saludo militar por última vez al líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dentro de una sencilla habitación de madera y a rebeldes transportando el féretro por la selva.
Conocido como "el guerrillero más viejo del mundo", su muerte coincidió con una serie de duros golpes sufridos por esa guerrilla como el ataque del Ejército colombiano a un campamento rebelde en Ecuador, donde fue abatido Raúl Reyes, su número dos.
También, la deserción de emblemáticos jefes a cambio de recompensas y el rescate -a través de engaño, según el Ejército colombiano o de soborno a los captores, según las FARC- de sus más cotizados rehenes para un canje: la política Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y militares y policías.
Esta semana, las FARC atacaron apartadas poblaciones colombianas que dejan una decena de policías y militares muertos y una veintena de heridos, para conmemorar el aniversario de la muerte de su líder.
El analista Álvaro Villarraga director de la fundación Cultura Democrática opina que a un año de la muerte de Marulanda las FARC "están debilitadas pero no han sufrido una derrota estratégica que las coloque en una fase próxima a su final".
Un análisis del Instituto de Estudios Geoestratégicos de la universidad Nueva Granada de Bogotá asegura que "la era post-Marulanda ha traído consigo unas FARC mucho más peligrosas, toda vez que los cabecillas buscan asegurar su reconocimiento y su legitimación con base al cumplimiento de las directrices y cursos de acción previstos por él".

Apoyo internacional al acuerdo humanitario

Por Mario Osava.
(Agencia IPS)


Los indígenas nasa, que viven en el sudoeste de Colombia, tuvieron que arriesgar la vida detonando ellos mismos municiones y armas que descubrieron en su territorio hace poco más de dos semanas.
Se trataba de un depósito de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el más fuerte grupo guerrillero colombiano, creado hace 45 años. Entregar ese material al Ejército o contar con la ayuda de los militares, los únicos técnicamente capacitados para darle fin a un arsenal así, hubiera significado atraer represalias guerrilleras, explicó la joven indígena María Claudia Coicué. Por sospechas de colaborar con el Ejército, indígenas awá fueron asesinados en febrero, recordó a IPS. Las FARC reconocieron haber dado muerte a ocho de ellos, pero son 17 los desaparecidos, según ese pueblo víctima del fuego cruzado, que aún busca los cuerpos para sepultarlos en sus tierras. "Tanto el Ejército como la guerrilla son nuestros enemigos", señaló Coicué. Pero la neutralidad indígena en el conflicto armado es difícil de mantener. Las FARC quisieron controlar parte del territorio nasa, imponiendo sus reglas, rechazadas por los indígenas, acotó Coicué, recién graduada en Trabajo Social por la Universidad Nacional. "Somos nosotros que castigamos nuestros comuneros", no la guerrilla, afirmó después de participar en el II Foro de los Pueblos, promovido por la organización internacional Paz para la Vida (Peace for Life) y el colombiano Proyecto Justicia y Vida, que concluyó el lunes en la capital colombiana. El Foro aprobó un "firme respaldo" a un acuerdo humanitario para el intercambio de prisioneros políticos, como un paso hacia una "salida política negociada al conflicto armado". El encuentro reunió desde el viernes pasado en Bogotá a unas 350 personas, entre ellas 62 extranjeros, teniendo como tema central: "Política imperial y resistencia global de los pueblos".

El Foro de los Pueblos, cuya primera edición tuvo lugar en la ciudad filipina de Davao en 2004, es una iniciativa de Paz para la Vida. Esta organización tiene sede en Filipinas, pero congrega a personas de todo el mundo, buscando promover la fe y la resistencia contra la globalización militarizada y el imperialismo, a favor de alternativas de paz y justicia social. La teología de la liberación es una de las inspiraciones del movimiento, y fue tema de un seminario paralelo de este segundo Foro, así como la cuestión palestina, la crisis de la globalización neoliberal, la autodeterminación de los pueblos y el impacto de los crímenes de Estado en la vida de las mujeres.


En Bogotá, los representantes de una veintena de países más Palestina y Puerto Rico aprobaron una declaración final en la que condenan el "imperio estadounidense que, frecuentemente con la complicidad de Europa, está multiplicando el dolor de los pueblos", particularmente del colombiano, donde alimenta la "pesadilla" del conflicto armado que ya dura más de cinco decenios. Estados Unidos vive un descenso a causa de su crisis económica y la resistencia o la competencia de otros pueblos y países, pero sigue siendo una amenaza, asaltando brutalmente a Colombia, donde busca asegurar posiciones estratégicas y recursos, como petróleo y tierras, reza la declaración.

El pueblo colombiano "se está desangrando", con millones de desplazados y refugiados por la violencia y la expropiación de sus tierras, pero hay esperanzas por el crecimiento de las resistencias incluso dentro de Estados Unidos, concluye. La guerra en Colombia sirve a los poderosos como medio de "adueñarse de las mejores tierras" para implantar sus monocultivos, además del petróleo y recursos mineros, según Oscar Martínez, del Movimiento Cristianos por la Paz. El actual gobierno, presidido por Álvaro Uribe, se sostiene con el apoyo del "imperio, los medios de comunicación y poderes ilegales", como los paramilitares y el narcotráfico, sostuvo Pilar Marin, maestra y activista del Movimiento Magisterial por la Dignidad Educativa, relatora de algunos seminarios del Foro. La estrategia uribista de apostar a la derrota militar de la guerrilla agravó tragedias como el desplazamiento forzado y los asesinatos de maestros.

En los últimos 15 años, cerca de 3.000 familias de educadores debieron desplazarse, según dirigentes del sector. Los asesinatos de maestros, sindicalistas, líderes campesinos, indígenas y jóvenes falsamente acusados de ser guerrilleros se suman al desplazamiento interno y la emigración, a causa de la confrontación militar que involucra fuerzas del Estado, guerrillas, paramilitares y narcotraficantes. Últimamente, los "asesinatos selectivos" sustituyeron las masacres practicadas por las fuerzas gubernamentales y de los poderosos, según Marin. La "polarización" que identifica como enemigos o guerrilleros los que no son aliados hace crítica la situación de los que rechazan las políticas de ambos lados.

En medio de tantos conflictos, los "viviendistas" sufren otro drama que también los opone al gobierno, pero por razones sociales. Son activistas de un movimiento que busca impedir el desalojo de unas 800.000 familias que adquirieron sus viviendas financiadas en las tres últimas décadas y las perdieron o están en vías de perderlas por insolvencia. Unas 300.000 familias ya fueron desalojadas, 189.000 procesos están "estancados" en la Justicia y otros 300.000 se encuentran en trámite, informó Manuel Avendaño, fundador de un movimiento en Bogotá que trata de evitar los desalojos, organizando a sus activistas para impedir que la policía cumpla órdenes judiciales de desalojo. Los fallos se basan en leyes que se contraponen a la Constitución Nacional, y varios tratados internacionales firmados por Colombia aseguran el derecho a la vivienda digna, observó Juan Rodríguez, quien hace cuatro años estuvo a punto de ser desalojado de su casa pero fue ayudado por los activistas, por lo que se incorporó al movimiento. Los intereses, que pueden alcanzar 37,4 por ciento y sólo bajan a 34,7 por ciento en casos de interés social, hacen que los compradores tengan que pagar 15 o 20 veces el valor del préstamo, según los "viviendistas". Los desalojos son violentos. Empezaron con 50 policías militares y actualmente ya son realizados por hasta 150 uniformados, provocando muertos y heridos y violando derechos humanos, ya que separan niños y niñas de sus familias y obligan muchos a vivir en las calles, sostuvo Avendaño. Un reciente desalojo dejó en dificultades a una familia de ocho personas, incluyendo un anciano de 82 años, ejemplificó. Uno de los adolescentes fue asesinado a los 15 años por paramilitares en Ciudad Bolívar, un inmenso barrio pobre del sur de Bogotá que concentra centenares de miles de desplazados. En la sudoccidental ciudad de Cali "derribamos las casas antes que nos las quiten", cuando el desalojo se hace inevitable, dijo Jaime Tobon, que con sus compañeros de movimiento también participó en el Foro de los Pueblos. "Ya tumbamos tres" ante el "abuso de los bancos", acotó.
(Fuentes:Agencia PÚLSAR, BBC-Mundo, EFE, ANSA-Latina, AFP e IPS)

2 comentarios:

Elecciones 2010 dijo...

Excelente artículo, hace poco leí un post relacionado con este tema en un portal colombiano sobre las elecciones 2010 en Colombia, está página también trata todo sobre candidatos, encuestas y todo lo relacionado con las elecciones de 2010.

Directorio de Empresas dijo...

Muy buen post, me gusto mucho! Saludos.

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats