Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

7.7.08

Argentina:Protesta agraria

EL CONFLICTO AGRARIO A LA ESPERA DE LO QUE DECIDA EL SENADO, TRAS EL APOYO DE QUE LA CÁMARA DE DIPUTADOS AL IMPUESTO A LA EXPORTACIÓN DE SOJA. LOS EMPRESARIOS DEL CAMPO, DECIDIDOS A SEGUIR GOLPEANDO

El Senado argentino comienza a debatir el proyecto de impuestos a las exportaciones ('retenciones') de soja, que se ha convertido en el pulso más difícil que afronta el gobierno de Cristina Fernández . Los dirigentes rurales más intransigentes reiteraron ayer que la protesta continuará contra el incremento de las retenciones, aunque por ahora desistieron de retomar los cortes de ruta.

Centenares productores de soja volverán a desembarcar el martes en el Congreso de Buenos Aires, esta vez con la intención de influir en los senadores. La votación del proyecto en la Cámara de Senadores resultará aún más ardua que en la de los Diputados para el gobierno, pues por lo menos seis legisladores oficialistas ya han adelantado que no van a apoyar la medida. Además, el presidente del Senado y vicepresidente del país, Julio Cobos, se ha cambiado de bando en este contencioso y ha sido virtualmente expulsado del círculo de podre en el gobierno. Pese a los rumores, ayer dijo, para acallarlos que "no voy a renunciar", pese a las críticas que en público y sin tregua le prodigan algunos de los ministros .
Aunque el oficialismo tiene mayoría en el Senado, carece de suficientes legisladores en las comisiones de Agricultura y Presupuesto, como para obtener sin debate y sin sobresaltos un dictamen favorable.

Ajustado triunfo del Gobierno en la Cámara de Diputados

El gobierno consiguió una ajusta victoria el sábado en la Cámara de Diputados por apenas siete votos de diferencia y tras 19 horas de sesión, en cuyo transcurso se produjo una grave ruptura entre los miembros de la bancada oficialista.
El oficialismo sumó 129 votos favorables frente a 122 en contra y dos abstenciones.
"Este es el primer tiempo. El segundo tiempo lo jugamos en el Senado la semana que viene", advirtía el dirigente agrario Eduardo Buzzi tras la decisión en Diputados, quien consideró "un triunfo" haber recibido el respaldo de 122 legisladores.
Tras la aprobación del proyecto, los productores de soja que habían amenazado con volver al lock-out dijeron que esperarán el debate en la Cámara alta para decidir eventuales nuevas protestas.
"De ninguna manera iniciamos un plan de lucha gremial porque están funcionando las instituciones", aseguró Buzzi, aunque admitió que hay "estado de alerta y asambleas de productores" en todo el país.

El proyecto aprobado ratifica el esquema gubernamental de tributos móviles a las exportaciones de soja y cereales, que aumentó de 35% a 47% los aranceles, que se ajustan según el precio internacional de los granos.
El oficialismo aceptó incluir modificaciones que tienden a compensar con reintegros a los pequeños y medianos productores frente a los grandes pooles sojeros.
Así, quienes exporten hasta 300 toneladas al año pagarán 30% de retenciones (impuestos) y hasta 750 toneladas al año, 35%, lo que beneficiará a entre el 85% y 90% de los productores, según el presidente del bloque oficialista, Agustín Rossi.

El proyecto también prevé la creación de un fondo para utilizar parte de la recaudación de las retenciones en la construcción de hospitales, caminos rurales y escuelas.

División en el kirchnerismo

Durante tres semanas de puja parlamentaria, el oficialismo tuvo complicaciones para conciliar posiciones en su propio seno y con sus aliados.
Hubo proyectos disidentes dentro del gubernamental peronismo, en particular entre parlamentarios de provincias de la rica Pampa húmeda, el mayor polo agroindustrial del país, sobre quienes pesaba la mirada de sus eventuales electores.
La aplicación del aumento impositivo por pregorrativa presidencial desencadenó en marzo un inédito conflicto del agro, con un lock-out de productores de cien días que afectó las exportaciones, así como el abasto de insumos y materias primas en Argentina.
En plena rebeldía fiscal, el agro sumó el respaldo de la oposición neoliberal, socialdemócrata y hasta de fuerzas de izquierda, y tuvo el apoyo de descontentos sectores medios urbanos, lo que enrareció el clima político y llevó al gobierno a buscar una ratificación parlamentaria de su medida.
Durante el lock out de cien días, los productores suspendieron la comercialización de granos para exportación en un país que es uno de los principales productores de alimentos del mundo y bloquearon decenas de rutas afectando el abasto de materia primas e insumos en el mercado interno.
Argentina es líder mundial en exportaciones de harinas y aceites de soja, tercero por sus ventas externas de granos de la leguminosa, cuya cosecha actual está valuada en 24.000 millones de dólares, de los cuales el gobierno aspira a recaudar 11.000 millones a través de impuestos.
Qué duro es sentirse minoría en un país de falsas mayorías
Por Raúl A. Montenegro y Mirta Masip (*)


Qué duro es sentirse minoría en un país de falsas mayorías. Qué duro es ver que el gobierno nacional y los ruralistas luchan entre sí cuando son cómplices necesarios del país sojero. Qué duro es ver cacerolas relucientes y llenas de soja RR en el asfalto civilizado de Buenos Aires. Qué duro es ver las cacerolas renegridas y sin tierra de los campesinos de Santiago del Estero.

Qué duro es ver a los estudiantes de universidades argentinas con sus carteles de apoyo a los ruralistas en huelga, como si Monsanto y el Che Guevara pudieran darse la mano. Qué duro es recordar que esas cacerolas relucientes, esos estudiantes movilizados y esas familias temerosas del desabastecimiento no salieron a la calle cuando los terratenientes de este siglo XXI expulsaron a familias y pueblos enteros para plantar su soja maldita.


Qué duro es ver la furia ruralista al amparo de reyes sojeros como el Grupo Grobocopatel. Qué duro es ver el rostro reseco de Doña Juana expulsada, de doña Juana sin tierra, de doña Juana con sus muertos bajo la soja. Qué duro es ver que se cortan las rutas para que China y Europa no dejen de tener soja fresca, y para que Monsanto no deje de vender sus semillas y susagroquímicos.

Qué duro es comprobar, con los dientes apretados, y con el corazón desierto y sin bosques, que nadie habló en nombre de los indígenas expulsados de sus territorios, de sus plantas medicinales, de su cultura y de su tiempo para que la soja y el glifosato sean los nuevos algarrobos y los nuevos duendes del monte.


Qué duro es ver con las manos y tocar con los ojos que nadie habló en nombre de los campesinos echados a topadora limpia, a bastonazos y a decisiones judiciales sin justicia para que ingresen el endosulfán, las promotoras de Basf y las palas mecánicas con aire acondicionado.

Qué duro es saber que nadie habló en nombre del suelo destruido por la soja y por el cóctel de plaguicidas. Qué duro es comprobar quemuchos productores, gobiernos y ciudadanos no saben que los suelos solo son fabricados por los bosques y ambientes nativos, y nunca por los cultivos industriales. Qué duro es saber que para fabricar 2,5 centímetros de suelo en ambientes templados hacen falta de 700 a 1200 años, y que la soja los romperá en mucho menos tiempo.
Qué duro es recordar que el 80% de los bosques nativos ya fue destrozado, y que funcionarios y productores no ven o no quieren ver que la única forma de tener un país más sustentable es conservar al mismo tiempo superficies equivalentes de ambientes naturales y de cultivos diversificados.

Qué duro es observar cómo se extingue el campesino que convivía con el monte, y cómo lo reemplaza una gran empresa agrícola que empieza irónicamente sus actividades destruyendo ese monte. Qué duro es ver que el monocultivo de la soja refleja el monocultivo de cerebros, la ineptitud de los funcionarios públicos y el silencio de la gente buena.
Qué duro es saber que miles de Argentinos están expuestos a las bajas dosis de plaguicidas, y quemiles de personas enferman y mueren para que China y Europa puedan alimentar su ganado con soja. Qué duro es saber que las bajas dosis de glifosato, endosulfán, 2,4 D y otros plaguicidas pueden alterar el sistema hormonal de bebés,niños, adolescentes y adultos, y que no sabemos cuántos de ellos enfermaron y murieron por culpa de las bajas dosis porque el estado no hace estudios epidemiológicos. Qué duro es saber que los bosques y ambientes nativos se desmoronan, que las cuencas hídricas donde se fabrica el agua son invadidas por cultivos, y que Argentina está exportando su genocidio sojero a la Amazonia Boliviana.



Qué duro es comprobar que las cacerolas relucientes son más fáciles de sacar que las topadoras y el monocultivo. Qué duro es comprobar que en nombre de las exportaciones se violan todos los días, impunemente, los derechos de generaciones de Argentinos que todavía no nacieron. Qué duro es ver las imágenes por televisión, los piquetes y las cacerolas mientras las almas sin tierra de los campesinos y los indígenas no tienen imágenes, ni piquetes, ni cacerolas que los defiendan.

Qué duro es comprobar que estas reflexiones escritas a medianoche solo circularán en la casi clandestinidad mientras Monsanto gira sus divisas a Estados Unidos, mientras las topadoras desmontan miles de hectáreas en nuestro chaco semiárido para que rápidamente tengamos 19 millones de hectáreas plantadas con soja, y mientras miles de niños argentinos duermen sin saber que su sangre tiene plaguicidas, y que su país alguna vez tuvo bosques que fabricaban suelo y conservaban agua.

Muy cerca de ellos las cacerolas abolladas vuelven a la cocina.

(*)Raul A. Montenegro, Biólogo, Presidente de FUNAM ,Premio Nobel Alternativo 2004 (RLA-Estocolmo, Suecia). Profesor Titular de BiologiaEvolutiva, Universidad Nacional de Cordoba (Argentina).

-Mirta Masid, Departamento de Historia,Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina).

(Fuentes: ANSA-Latina y AFP)

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats