Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

2.1.08

Colombia: Violaciones a los derechos humanos

DENUNCIAS CONTRA EL EJÉRCITO POR DESAPARECER A UN CAMPESINO EN EL MAGDALENA MEDIO Y TORTURAR, APALEAR Y ROBAR ALIMENTOS, ANIMALES Y DINERO A LOS POBLADORES EN LA COSTA PACÍFICA DE TUMACO


Se trata de la primera denuncia del nuevo año, con fecha primero de enero, contra los uniformados colombianos. La Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra, en el Magdalena Medio, una región muy golpeada desde decenios por los paramilitares, denuncia la desaparición de un campesino y acusa al ejército.

La denuncia detalla que "a las cinco de la mañana del 28 de diciembre de 2007 tropas del Batallón Calibío del Ejército Nacional bajo el mando del teniente Páez allanaron ilegalmente la casa del señor Manuel Parminio Hernández Anaya, ubicada en la vereda La Poza, zona rural del municipio de Cantagallo (Bolívar). Los soldados sacaron a su familia de su vivienda y los amenazaron con que los iban a matar. Se los llevaron a todos y pasadas varias horas soltaron a su esposa e hijos, reteniendo únicamente al señor Manuel. Hasta el momento no se sabe de su paradero, su familia teme por él.
Exigimos que sea liberado y que sea respetada su vida. La integridad del señor Manuel es responsabilidad del Ejército Nacional y del Estado colombiano.
Denunciamos y reprochamos los actos de barbarie que cometen las tropas del Ejército en la Zona de Reserva Campesina del Valle del río Cimitarra, pues han venido amenazando, desplazando y asesinando varios campesinos, quienes son presentados como "guerrilleros dados de baja en combate
".


Bloqueo económico sobre los pobladores de Guamocó



La misma asociación afirma que, en el municipio de El Bagre (Antioquia) el ejércitro mantiene 'bloqueos de alimentos y combustible' sobre los sectores rurales, obligando a los campesinos a sacar un permiso en la base militar de la zona, para poder pasar sus mercancias.
Así, se les prohíbe transportar productos enlatados y medicinas, porque el Ejército dice que son víveres para las guerrillas que operan allí. El Ejército determina asimismo el valor del mercado y el combustible que el campesino puede comprar.


Los habitantes de la región de Guamocó, en el sur del departamento de Bolívar, se están viendo muy afectados por estas nuevas limitaciones que el Ejército impoe también en la región. Si las personas llevan una cantidad de mercado que al parecer de los militares es excesivo, se les hurta y nadie le responde a estas familias por lo que le los soldados decomisan.
Los habitantes de Guamocó hacen el esfuerzo de salir cada mes al municipio de El Bagre para adquirir el mercado destinado a la alimentación de sus familias, ya que las vías de entrada en la zona son pésimas.


Estas prácticas, violatorias del Derecho Internacional Humanitario, generan más desplazamientos. Al quitarles sus alimentos, los campesinos optan por huir de la región la región y convertirse en desplazados. E Colombia se elevan ya a tres millones los desplazados por el conflicto. Esas personas huyen dejando sus tierras atrás, que les son arrebatadas. En muchas ocasiones las presiones militares o paramilitares tienen como objetivo robar las tierras.


En el Suroccidente, torturas y robos a mano armada


En la frontera colombo-ecuatoriana, los militares desarrollan operativos antiguerrilla, pero quien paga son los campesinos, apaleados, torturados y robados por los soldados que debían defenderlos, según las denuncias de la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano "Isaías Cifuentes". Los hechos se desarrollan en la región de la Costa Pacífica cercana a la ciudad de Tumaco, en el departamento de Nariño, una zona habitada por ind´`igenas, mestizos y comunidades afroamericanas. Las vejaciones y robos dennciados por la Red afectan al corregimiento de Llorente en las veredas de Corosala, Mugui y El Azúcar, en la rivera del río Mira
Allí, desde el mes de Marzo de 2007, las operaciones antiguerrilla no dejan de afectar negativamente a las poblaciones. Una situación que no cesa pese a las denuncias presentadas tras la visita a la zona de ua Comisión Interinstitucional el pasado 13 de Agosto.
Los actores en la zona son los Batallones Contraguerrillas números 113 y 116, pertenecientes a la Brigada Móvil nº19 y del Escuadrón Escorpión del Batallón Antinarcóticos, adscritos a la III División del Ejército de Colombia

La Red Isaías Cifuentes asegura que los componentes de esas unidades: "Torturan campesinos", les acusan indiscriminadamente de "pertenecer a la insurgencia", "roban alimentos, animales y dinero propiedad de las familias asentadas en la zona", destruyen sus bienes "muebles e inmuebles, dan malos tratos y golpean campesinos"



Denuncias detalladas en la región de Tumaco
Esta es la lista de agravios presentada por la Red de Derechos Humanos del Suroccidente colombiano:


-Lunes 17 de diciembre de 2007: Hace presencia un grupo de militares Colombianos al mando del coronel Jerez, pertenecientes a los Batallones de contraguerrillas No.113 y 116, de la Brigada Móvil No. 19, y del Escuadrón Escorpión del Batallón Antinarcóticos, adscritos a la III División del Ejército de Colombia.

-Martes 18 de diciembre de 2007: Cerca de las 4:00 de la tarde un grupo de militares colombianos pertenecientes al Escuadrón Escorpión del Batallón Antinarcóticos , hacen presencia en el lugar de habitación de los ciudadanos colombianos JORGE LUIS CUAJIBIOY e IVAN VELAZCO. Posteriormente los señalaron de pertenecer a las FARC-EP, y procedieron a golpearlos y a quitarles y destruirles sus prendas de vestir. Minutos mas tarde los obligaron a abrir un hueco y los encañonaron con fusiles Galil y les dijeron que los iban a matar. Finalmente se burlaron de su condición de indefensión, les tomaron fotografías y se les comieron 7 gallinas de su propiedad.

-Miércoles 19 a sábado 29 de diciembre de 2007: Continúan las agresiones y extralimitaciones del grupo de militares colombianos en contra de campesinos e indígenas asentados en la zona, en abierta violación a la normatividad Colombiana, a tratados y convenios internacionales en materia de Derechos Humanos.


-Del accionar del grupo de Militares Colombianos, se destacan:
1. Señalan indiscriminadamente a humildes campesinos de pertenecer a la insurgencia colombiana de las FARC-EP.
2. Se roban alimentos, animales y dinero de propiedad de las familias asentadas en la zona.
3. Destruyen bienes muebles e inmuebles de propiedad de los campesinos.
4. Dan malos tratos y golpean campesinos.
5. En ocasiones sacan a campesinos de su lugar de residencia a altas horas de la noche, los ubican en filas y realizan disparos cerca de la humanidad de los campesinos. Con el pretexto de buscar información sobre el paradero de la insurgencia colombiana.
6. En algunas ocasiones hacen presencia en la zona sin distintivos ni insignias (apellidos y rango).
7. Recopilan material fotográfico de comuneros sin autorización.
8. Realizan censos ilegales.
9. Amenazan con "que pronto llegaran los paras, que la gente no se preocupe, que continúe sin colaborar".

Demandas a la ONU y al Estado colombiano
Los defensores de los derechos humanos del Soroccidente de Colombia pide a la Oficina en Colombia del Alto Cominisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos: "El cumplimiento de su mandato como veedores de que el Estado colombiano cumpla con sus obligaciones constitucionales y de los derechos internacionales de los derechos Humanos"


Al Estado Colombiano le solicitan, "El inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional de los Derechos Humanos ha formulado la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, La comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales.
Detener las medidas represivas y el amedrentamiento a las que están siendo sometidas las comunidades del Corregimiento de Llorente, Municipio de Tumaco Departamento de Nariño por parte de las Fuerzas Militares.
Garantizar los derechos a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y su hogar, a la honra y reputación y el derecho a la libre movilidad de los Ciudadanos del Corregimiento de Llorente, Municipio de Tumaco en el Departamento de Nariño, que se están viendo afectados por la acción ilegal y arbitraria de las Fuerzas regulares del Estado Colombiano".

(Fuentes: Prensarural.org y Red de Derechos Humanos del Suroccidente colombiano)

No hay comentarios:

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats