Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

24.4.08

Brasil: Dengue

LA ENFERMEDAD HA CAUSADO YA 92 MUERTOS Y SE INVESTIGAN 96 MÁS. ES LA PEOR EPIDEMIA EN LA HISTORIA DEL PAÍS. LOS MÉDICOS DENUNCIAN EL CAOS DE LOS HOSPITALES Y LOS RECORTES DE GASTOS SANITARIOS EN EL ESTADO DE RÍO

La epidemia de dengue en Río es la peor de la historia de Brasil al sumar ya 92 muertos desde comienzos de año. Pero la Secretaría de Salud del estado está investigando otras 96 muertes, cuya causa podría corresponder también a esta enfermedad vírica. Hasta ahora, la peor epidemia de dengue de la que se tenía registro causó 91 muertos a lo largo de todo el año 2002, en la misma región. Durante la actual epidemia se han reportado hasta el momento 110.783 personas contagiadas. Solo en lo que va del mes de abril se han producido 25.075 nuevos contagios, a una media de 1.139 casos por día.

La capital carioca es la más afectada por la enfermedad, que es transmitida por la picadura del mosquito 'aedes aegypti', con 55 fallecidos.Un 42 por ciento de las muertes corresponde a niños menores de quince años, situación que ha derivado en una alarmante carencia de pediatras en la región, cuyas autoridades han pedido ayuda a los servicios médicos del resto del país.Los servicios médicos de la ciudad han sido reforzados con cuatro hospitales de campaña instalados por el Ejército y por numerosas tiendas con puntos de hidratación, en los que se suministra a los pacientes un suero intravenoso que evita la caída de plaquetas que puede conducir a la muerte en la versión hemorrágica del dengue.

El Ejército y el cuerpo de Bomberos desarrollan tareas de fumigación de potenciales criaderos del mosquito.Solo los Bomberos han inspeccionado cerca de 220.000 domicilios y han eliminado 150.000 posibles focos del mosquito desde el pasado 28 de febrero. La alarma se disparó a mediados de febrero, cuando las autoridades locales reconocieron la epidemia con bastante reticencia, ante el espectacular aumento de casos, que se multiplicaban diariamente.El número de contagios ya casi duplica al del año pasado, cuando se registraron 66.553 casos. En 2002, peor año hasta la fecha, 288.245 sufrieron la enfermedad en la región.

Los municipios del estado que más casos de dengue han registrado son las ciudades de Rio de Janeiro (56 mil 919), Angra dos Reis (seis mil 467), Nova Iguaçu (seis mil 39) y Campos (cuatro mil 577).
El número de muertos por ciudades es de 55 en Rio de Janeiro, 11 en Duque de Caxias, cinco en Sao Joao de Meriti, cuatro en Campos y otros tantos en Angra dos Reis, tres fallecidos en Paracambi y otros tres en Nova Iguaçu e igual número en Sao Gonçalo. Y con un muerto por dengue cada uno: Miguel Pereira, Belford Roxo, Itaiva e Itaguaí.
Repercute en el turismo


Las empresas hoteleras detectan una sensible baja en la llegada de turistas sobre todo a los hoteles de la Barra de Tijuca, Leblón, Ipanema y Copacabana, las hermosas playas de la llamada Zona Sul que están entre las más atractivas para los visitantes.
En medio de la epidemia de dengue y con motivo de un ejercicio bélico naval conjunto de las marinas de Brasil, Argentina y Estados Unidos, realiza una turística visita a la ciudad la tripulación del mayor portaviones estadounidense: el USS George Washington.
Lejos de preocuparse por la contaminación que genera su buque nuclear en las playas de la Bahía de Guanabara, estos visitantes muestran celo por su seguridad personal y han desembarcado con repelentes para evitar picadas del Aedes Aegypti.


Acción judicial contra las autoridades


El sindicato de los médicos de Río de Janeiro ha anunciado el inicio de tramites para procesar a los gobiernos de la ciudad, del Estado y del Brasil por la epidemia de dengue. La acción judicial buscará responsabilizar a los poderes públicos por la epidemia y por la situación caótica en los hospitales públicos.
Los hospitales públicos se mostraron incapaces durante las primeras semanas para atender las necesidades básicas de la población de Río de Janeiro. El reclamo legal también exigirá una indemnización por daños morales y materiales de las familias de las víctimas fatales del dengue.
El gobierno estatal redujo en 50 por ciento la previsión de gastos para el combate al dengue y el año pasado cerró el hospital San Sebastián, considerado una referencia para el tratamiento de la epidemia.
El director del sindicato, Jorge Darze, explicó que "la epidemia de dengue es un resultado de la irresponsabilidad del poder público".
Los sindicatos no son los únicos en denunciar esta situación. El propio ministro de Salud del gobierno central, Jose Gomes Temporao, atribuyó al modelo de asistencia hospitalaria del estado de Río de Janeiro, como una de las principales causas para el aumento del número de muertes en este distrito, entre otras cosas por los fallos para detectar a tiempo los síntomas de la enfermedad y para tratarla.

El Gobierno tuvo que movilizas al Ejército

Ese caos obligó al gobierno federal a movilizar a las Fuerzas Armadas, que ya instalaron tres hospitales de campaña. Unos 1.200 militares profesionales de la salud atienden en los hospitales militares, utilizados en tiempos de guerra. Reducir la asignación presupuestaria para combatir el dengue precisamente donde suelen registrarse los mayores contagios de Latinoamérica es, como mínimo, una irresponsabilidad.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que Brasil registró más de la mitad de casi un millón de casos de dengue en el continente el año pasado.
El virus del dengue puede incapacitar varios días a los enfermos, y produce fuertes dolores de cabeza y de las articulaciones. Una variante de la enfermedad, conocida como dengue hemorrágico, puede ser fatal.


Prevención y educación, únicas armas

Después de haber tomado medidas de emergencia imprescindibles para atacar la epidemia de dengue en esta ciudad brasileña, las autoridades de salud se comprometen ahora a invertir en educación como única forma efectiva de evitar nuevos brotes de la enfermedad.
En Río, en las últimas semanas se tomaron medidas de emergencia tales como combatir focos de multiplicación del mosquito, como en la eliminación de aguas estancadas. El superintendente de Vigilancia de Salud y Defensa Civil del gobierno del estado de Río de Janeiro, Victor Berbara no descarta que el motivo de la fuerza de la epidemia en esa región se deba a que allí existe un mayor número de personas "susceptibles", es decir que no tuvieron el virus tipo 3 de la enfermedad en la epidemia del 2002.
El dengue se manifiesta con fiebre alta, fuerte dolor de cabeza, pérdida del sentido del gusto y el apetito, erupciones en el pecho y miembros inferiores, náuseas y vómitos. La enfermedad es curable si se atiende a tiempo y se guarda reposo, aunque en su variante hemorrágica llega ser mortal. "Las que tuvieron ese tipo de dengue en 2002 quedaron resistentes al contagio. Pero en la región oeste hubo una gran inmigración de otras regiones en los últimos años por la gran especulación inmobiliaria", explicó. Pero el especialista en salud del gobierno de Río de Janeiro subrayó que el dengue es una enfermedad "de cuño social muy grande, vinculada a las condiciones de vida de la población, a la calidad de vivienda, de saneamiento básico, recolección de basura, al abastecimiento de agua potable". Y en regiones donde esas condiciones no se dan es más fácil la propagación de la enfermedad, agregó el experto. También atribuye la mayor incidencia de casos en Río de Janeiro "al aumento de lluvias en esta época y por lo tanto de proliferación de criaderos de mosquitos en lugares de acumulación de agua como áreas inundadas o charcos".
El gobierno está preocupado por otro factor adicional que podría aumentar los casos de dengue en otras regiones como la zona sur de Río de Janeiro. Se refiere al regreso del virus tipo 2, que proliferó en la década del 90, que "esta entrando nuevamente y podría afectar a más personas susceptibles también en la zona sur y otras", afirma Berbara.

Un virus más agresivo que, también como hipótesis, sería el causante de la mayor letalidad de la enfermedad. Por eso "no diremos que la zona sur está libre de dengue", aclaró el funcionario de un gobierno que después de algunas semanas de titubeos ahora optó por hablar claramente de la enfermedad.

El mosquito se desarrolla en promedio de seis a siete días para pasar a la etapa de adulto, pero el huevo puede mantenerse intacto un año y medio incluso en lugares secos. En el pasado hubo diversas campañas en los medios de comunicación para orientar a la población a participar de tales medidas, que fueron dejándose de lado en la medida que descendían los brotes de dengue. "Nuestra preocupación mayor ahora es la asistencia medica. Vemos a los médicos, bomberos y al ejército trabajando. Emitimos una ley para obligar a las personas a dejar entrar a los agentes a su casa. Pero el resto del año tenemos que mantener el vector controlado a través de la educación", subrayó. "Sólo cuando la población tenga educación al respecto y entienda que la prevención debe ser una acción rutinaria veremos resultados. Ese es nuestro desafío y tenemos que invertir en eso", concluyó Víctor Berbara .
(Fuentes:AFP-Reuters, ANSA-Latina, Prensa Latina, BBC-Mundo, Agencia PÚLSAR e IPS)

No hay comentarios:

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats