Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

6.9.07

Nicaragua: Huracán Félix

CERCA DE 40 MUERTOS, 120 DESAPARECIDOS, 50.000 DAMNIFICADOS. LA DEVASTACIÓN ES TOTAL EN LA COSTA CARIBE
Nicaragua ha llevado la peor parte del paso del huracán Félix por Centroamérica: un saldo de al menos 38 muertos, 120 desaparecidos y 50.000 damnificados, en la costa Caribe de Nicaragua, según el último balance. Aunque según el director del Sistema Nacional de Prevención y Mitigación para el Desastre, Ramón Arnesto son cifras que "tienden a subir".El noreste del país, incluyendo la ciudad de Puerto Cabezas y Cayos Miskitos, ha quedado devastado.
"En los Cayos Miskitos hay una gran cantidad de personas muertas y desaparecidas. Nos estamos preparando para lo peor", dijo el diputado Brooklin Rivera, líder de la etnia miskita. A medida que los equipos llegan a las comunidades, aumena el número de muertos dle balance. Así, ayer hasta el mediodía tenían registrados 21 fallecidos y durante el recorrido que el presidente Ortega realizó en la Región Autónoma del Atlántico Norte, declarada en "estado de desastre", confirmaron 17 muertes más. Se trata de personas que residían en la comunidad isleña de Cayos Miskitos, donde la población se negó a evacuar sus viviendas pese a la amenaza del huracán . Además las autoridades informa que "unas 120 personas originarias de los Cayos Miskitos, al este de Puerto Cabezas que al momento de la evacuación decidieron quedarse están desaparecidas".
"Felix", que embistió el martes con toda su furia el Caribe norte nicaragüense con vientos de 260 kilómetros por hora y categoría cinco en la escala "Saffir-Simpson", también dejó decenas de heridos.


"La devastación es total", dice Daniel Ortega

El presidente Daniel Ortega, quien ayer visitó la zona, quedó impactado porque las comunidades y los bosques del Caribe Norte por donde entró el huracán "Félix" resultaron arrasados por la violencia del fenómeno. El presidente inspeccionó el sector caribeño por donde penetró el huracán el martes y se mostró conmovido por la destrucción que observó en comunidades como Sandy Bay, Sin Sin y Santa Marta.

"La devastación es total y el impacto del huracán en la población fue muy fuerte", dijo el mandatario, tras visitar la zona del desastre, antes de urgir el envío de "alimentos, agua, brigadas médicas, plástico y zinc" para atender a la población. ".En el helicóptero en que viajó, Ortega trasladó de Sandy Bay a Puerto Cabezas a tres personas heridas graves durante el paso del huracán ya degradado a sistema de baja presión.Ortega dijo que en esas comunidades por donde entró el huracán "la destrucción es total" y que pudo ver a niños, mujeres y ancianos viviendo a la intemperie porque perdieron sus casas.También pidió al jefe del Ejército, general Omar Halleslevens, que envíe de inmediato helicópteros a las comunidades afectadas, para llevar agua, alimentos, medicinas y médicos para atender a los afectados y buscar desaparecidos: "Tienen que hacer el esfuerzo para rescatar a los desaparecidos. Las familias nos están pidiendo otro esfuerzo", dijo el presidente . Ortega apuntó que el huracán no sólo arrasó con las casas de los pobladores sino también con los bosques de la zona ."Hay comunidades que fueron totalmente arrasadas buscando hacia el Triángulo Minero y que no pudimos visitar, entre ellas Santa Martha, Sin Sin y Shasa. Pasamos también por Bismuna y vimos que hubo daños a la siembra de arroz, así como en Cabo Gracias a Dios".


Viviendas destruídas, carreteras cortadas, sin agua ni electricidad
La Ministra de Salud, Maritza Cuan, quien está desde el lunes en Bilwi, dijo que el sector salud de la ciudad resultó gravemente dañado, pero que a pesar de ello han estado atendiendo de urgencia a personas que sobrevivieron a naufragios que se produjeron durante el paso del ciclón. "Tanto el hospital Nuevo Amanecer como el centro de salud quedaron totalmente inhabilitados", explicó.Cuan añadió que la labor de las autoridades de la salud debe concentrarse en combatir cualquier epidemia que se produzca como resultado del desastre causado por "Félix". Señaló que es necesario atender a comunidades donde la violencia del huracán se ensañó con los pobladores que han quedado incomunicados."Ayer fuimos a una comunidad, donde habían 278 casas y ninguna quedó en pie por el huracán", describió la funcionaria, que forma parte de los ministros que evalúan los daños en el litoral Atlántico norte.

El director de la Empresa Estatal de Energía, Ernesto Martínez-Tiffer, dijo que el meteoro acabó con 80% del tendido eléctrico y telefónico, así como el 90% de las viviendas de madera de la ya empobrecida región. El fluído eléctrico tardará al menos 15 días en ser restablecido.De las 32 localidades del litoral norcaribeño con daños, fueron evacuadas al menos 15,809 personas desplazadas distribuidas en 76 albergues en el litoral del Atlántico norte. La Defensa Civil reportó 6.122 familias afectadas. Las casas destruidas fueron 7.895 viviendas y otras 400 de forma parcial. "Félix" también destruyó 8 edificios públicos y 7 privados, el muelle de Puerto Cabezas e iglesias.
Según los datos, "Félix" también hizo colapsar la comunicación terrestre y hay aldeas en las que un 80 por ciento de las casas quedaron sin techo.
Comienza a llegar la ayuda internacional
El gobierno de Honduras, también afactado por el huracán, fue de los primeros en reaccionar y envió ayer, miércoles, un cargamento de ayuda humanitaria para los afectados de la costa norte del Caribe de Nicaragua . Un avión C-130 Hércules de la Fuerza Aérea de Honduras, aterrizó en el aeropuerto de Bilwi, capital de la Región Autónoma del Atlántico Norte con varias toneladas de alimentos, medicinas, frazadas(mantas) y diez médicos para atender a la población damnificada. España, EEUU, Honduras y Venezuela ofrecieron o ya enviaron ayuda, en tanto Cuba ya había enviado médicos a la zona . Un helicóptero del Ejército de Estados Unidos del tipo Chinock-47 con capacidad para transporte de carga y pasajeros llegó a Bilwi para ayudar en las labores de rescate y salvamento que se realizan en la zona.También llegó un equipo de ingenieros estadounidenses que harán un estudio de daños y necesidades de la población afectada para enviar la ayuda que se precise. Daniel Ortega dialogó con los miembros de la tripulación del "Chinook" y se interesó por diversos aspectos de la capacidad del helicóptero y de la labor que han realizado estos soldados norteamericanos. El Comando Sur de Estados Unidos informó que ha enviado uno de los barcos que participa en una maniobra internacional en Panamá para que apoye las labores de recuperación que se realizan en las zonas afectadas por el huracán "Félix".
También ha llegado un avión de la Fuerza Aérea de Venezuela con ayuda consistente en agua potable embotellada, leche en polvo, frazadas(mantas), colchonetas, plástico, motosierras y casas de campaña,.Venezuela también enviará equipos de especialistas en salvamento y rescate que se unirán a las brigadas del Ejército de Nicaragua.
El Programa Mundial de Alimentos (PMA) entregó al gobierno nicaragüense 4,5 toneladas de víveres consistente en arroz, frijoles y cereal fortificado, además de aceite de cocinar, para alimentar a 890 personas por un período de 10 días, informó el organismo en un comunicado.Otras 70 toneladas métricas de alimentos enviadas por el PMA fueron distribuidas el martes en Bilwi y Waspán, pocas horas después de la llegada del huracán .De acuerdo con estimaciones preliminares del PMA, unas 60.000 personas fueron directamente afectadas en la región costera norte de Nicaragua

Bilwi, capital de la región, casi destruida por completo
El pueblo entero de Bilwi fue arrasado por "Félix", con sus vientos y torrenciales lluvias que derribaron construcciones, árboles y todo lo que encontraban a su paso en esta humilde zona pesquera del Caribe nicaragüense. La situación es grave en esa ciudad portuaria y en por lo menos 75 comunidades ubicadas en el litoral noreste del país.
Bilwi o Puerto Cabezas, donde residen una 63.000 personas, es sumamente vulnerable a los desastres naturales, porque la gran mayoría de sus casas son "de tambo", es decir, viviendas de madera construidas en alto, lo que las deja expuestas a las ráfagas de vientos huracanados. Hay más de 33.000 habitantes que se negaron en su mayoría a cumplir con las órdenes de evacuación. Miles de hombres y mujeres salieron a última hora con sus niños a buscar refugio en viviendas más fuertes de concreto(cemento) o los albergues que fueron establecidos por Defensa Civil . La torre de control del aeropuerto de Puerto Cabezas colapsó, hay antenas de radioemisoras locales caídas, no hay agua, no hay luz, numerosas casas destruidas, barrios inundados y cuatro embarcaciones perdidas en alta mar.
"Félix" tocó tierra entre Sandy Bay y Bilwi, muy cerca de Punta Gorda, como a 15 kilómetros al norte de esa ciudad capital de la Región Autónoma del Atlántico Norte El ojo del huracán tocó el poblado de Dakora, una comunidad de la etnia miskita. Poco después, se conocía su detruccón, así como la devastación de Puerto Cabezas. Los vientos cercanos a 260 kilómetros por hora castigaron durante horas pueblos pesqueros de casas humildes de madera, donde viven en su mayoría indígenas miskitos y de la etnia garifuna, cerca de la frontera con Honduras.
En Puerto Cabezas, la iglesia católica del pueblo ya se había derrumbado por los vientos y las lluvias, según las radios locales. Y hasta la Casa de Gobierno del municipio se desbarataba.Las ambulancias y los camiones de bomberos pasaban entre los postes de alumbrado público y cables regados por el suelo con sus sirenas imponiéndose sobre el ulular de los vientos. En las pocas escuelas improvisadas como refugios, miles de personas hacinadas descansaban en el piso. En toda la región norcaribeña, poblada por mestizos y etnias indígenas, fueron evacuadas unas 6.000 personas y llevadas a 13 albergues provisionales instalados en escuelas "Félix" también obligó a evacuar el hospital central de Puerto Cabezas, cuyos pacientes fueron llevados a la sede del Instituto Nacional Tecnológico, donde desde hace un par de meses opera una misión médica de Cuba.
En el mar, dos barcos pesqueros con 55 personas y un buque tanquero se encontraban extraviados al norte de Puerto Cabezas.
Y en tierra, el viento fue terrible. Nadie durmió durante toda la noche en la región asolada. "El viento es terrible. Hay un rugido cuando arranca los tejados de las casas", decía en pleno huracán Lumberto Campbell, delegado presidencial para la Costa Caribe, quien se encuentra en Bilwi al frente de la emergencia."No hay electricidad porque se cayeron todos los postes que sostienen los cables", señalaba. Campbell dijo que los tejados salían disparados contra los árboles, y después se interrumpió la comunicación."Puerto Cabezas está en el suelo, está destruido", dijo llorando una vecina de la ciudad que se comunicó con el Canal 2 de televisión de Nicaragua. Al menos 60 viviendas han sido totalmente destruidas. La torre de Radio Caribe ha sido derribada, los techos de los edificios principales de Bilwi, como la iglesia católica y el Consejo Supremo Electoral, han sido destrozados.
El poderoso huracán que ha golpeado las costas de Nicaragua y Honduras ha recordado la devastación que provocó el Mitch que, hace casi 10 años, dejó miles de muertos y desaparecidos. Ahora "Félix" , ha venido a añadir más muerte, dolor y destrucción a una región pobre y ya azotada.

No hay comentarios:

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats