Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

23.11.07

Argentina-Cono Sur: Dictaduras militares

BUENOS AIRES SERÁ LA SEDE DEL PRIMER GRAN JUICIO ORAL POR EL 'PLAN CÓNDOR', LA SANGUINARIA TRANSNACIONAL DE LOS 'MILICOS' GENOCIDAS Y LA CIA
.Operó en los años 70 y dejó 50.000 muertos
.La red criminal estuvo integrada por Argentina, Chile,Uruguay, Paraguay, Bolivia y Brasil

El juez federal argentino, Ángel Osorio, confirmó recientemente al diario mexicano La Jornada que será elevada a juicio oral la causa que investiga a los responsables de coordinar el denominado Plan Cóndor durante la década del 70 en el Cono Sur. Se trata del mayor proceso que investiga los crímenes cometidos por la organización ilegal de gobiernos militares de Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil y Chile y de la CIA, la agencia oficial de los EE.UU. durante la década del 70.
El juicio oral contará con la participación de 109 testigos de los secuestros, torturas y asesinatos articulados por las dictaduras sudamericanas, según reseñó ayer el diario La Jornada.
Los querellantes en el juicio son los familiares de Cristina Carreño Anaya, chilena desaparecida en Argentina en 1978; de Federico Tatter, paraguayo desaparecido en 1976; de Sara Rita Méndez, uruguaya secuestrada junto a su hijo en 1976 y escondida en el centro clandestino de detención argentino, Automotores Orletti.
Los demandantes en la causa también son los familiares de Mónica Grinspon de Logares, argentina desaparecida en Montevideo en 1978 junto a su hija y esposo Claudio Ernesto Logares, y los familiares de María Esther Ballestrino de Careaga, paraguaya secuestrada en Argentina en 1977.
El denominado Plan Cóndor fue la operación que coordinaba las acciones criminales de las dictaduras sudamericanas durante la década del 70 y permitía traslados clandestinos de desaparecidos de un país a otro.


Uno de los mayores planes de extermino de la historia
La Operación Cóndor es el nombre con el que es conocido el plan de inteligencia y coordinación entre los servicios de seguridad de las dictaduras militares del Cono Sur de América -Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia- y la CIA en la década de 1970, que se constituiría en una organización clandestina internacional para la práctica del terrorismo de Estado y que tuvo como resultado el asesinato y desaparición de gran número de opositores a las mencionadas dictaduras.
En el marco de la Guerra Fría, se establecieron muchas operaciones destinadas a hacer desaparecer opositores y a usarlos como parte de la propaganda del miedo. Uno de estas operaciones fue la Operación Fénix en Vietnam. Todas ellas basadas en el Decreto Noche y Niebla de Adolfo Hitler.

Los objetivos del Cóndor

Los opositores políticos eran detenidos en cualquier país y luego, al ser reclamados por las autoridades represivas de cada gobierno, eran trasladados a su país de origen
Susana García Iglesias, abogada argentina colaboradora del juez español Baltazar Garzón, describió a la BBC cómo funcionaba la coordinación:
"Los opositores políticos eran detenidos en cualquier país y luego, al ser reclamados por las autoridades represivas de cada gobierno, eran trasladados a su país de origen... Esta colaboración implicaba evidentemente el desconocimiento de las fronteras. Lo digo especialmente porque muchos de ellos en los últimos tiempos, a la hora de ser juzgados, apelan al argumento de la soberanía nacional".

Para la profesora Patrice McSherry, de la Long Island University, mediante un documento secreto de la CIA, fechado en junio de 1976, se confirma el secuestro y tortura de refugiados chilenos y uruguayos en Buenos Aires. Según esta investigadora, los planes se diseñaron en los años 60 en la Escuela de las Américas y las Conferencias de Ejércitos Americanos, mediante las cuales Estados Unidos enseñó a los oficiales instruidos en ellas, acciones "preventivas" en la región. Un documento desclasificado de la CIA con fecha 23 de junio de 1976, explica que ya "a principios de 1974, oficiales de seguridad de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia se reunieron en Buenos Aires para preparar acciones coordinadas en contra de blancos subversivos".

Por los archivos desclasificados de la CIA, se supo que Manuel Contreras, jefe de la DINA(policía política pinochetista), fue invitado en 1975 al cuartel General de la CIA en Langley-Virginia, por 15 días [1]. Después de esa visita, Contreras aparece como "creador" de la Operación Cóndor. Otras investigaciones señalan a Henry Kissinger como el ideólogo de dicha operación.

El asesinato del general chileno Carlos Prats en Argentina y del ex ministro del gobierno de Salvador Allende, Orlando Letelier en Estados Unidos, fueron parte de la operación, mientras que Bernardo Leighton escapó justo de una tentativa de asesinato en Roma, organizada por el fascista italiano Stefano Delle Chiaie(vinculado a crímenes de la extrema derecha en España, como los de Montejurra en 1977), quien era un miembro de la Operación Gladio. Quien accionó la ametralladora que hirió gravemente a Bernardo Leighton y a su esposa, fue el terrorista de origen cubano Orlando Bosch Ávila, implicado con Luis Posada Carriles en el sabotaje con una bomba del vuelo de Cubana de Aviación en 1976, que dejó 73 muertos.

Los agentes de la Operación Cóndor actuaron tanto en países de América Latina como en Estados Unidos y Europa. En Madrid intentaron secuestrar a líderes del MIR chileno, mientras que en Roma operaron contra disidente políticos argentinos.

El terrorista italiano Stefano Delle Chiaie ha reconocido que en los asesinatos de Prats y Letelier, participó el agente de la CIA, estadounidense Michael Townley. El terrorista cubano-estadounidense Luis Posada Carriles también participó en la reunion en la que se decidió asesinar a Orlando Letelier, quien se había exiliado en Estados Unidos.

Según los Archivos del Terror descubiertos por Martín Almada(Premio Nobel Alternativo 2001) en la ciudad de Lambaré, Paraguay, en 1992, el Plan Cóndor dejó un saldo de 50.000 muertos,


Nuevas Documentaciones y Hallazgos

La historiadora Patrice McSherry ha publicado una investigación basada en documentos desclasificados recientemente por la CIA que muestran que la operación se inició dos años antes de lo previsto, en 1973. McSherry determinó que un documento de la CIA, con fecha del 23 de junio de 1976, comprueba que un año antes del surgimiento oficial del Plan Cóndor, oficiales de seguridad de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia "se reunieron en Buenos Aires para preparar acciones coordinadas en contra de blancos subversivos"
Los archivos desclasificados por Estados Unidos, a partir de la cantidad de juicios abiertos en el Cono Sur, el descubrimiento de los Archivos del Terror de Paraguay (1992), la detención de Augusto Pinochet en Londres , muestran no sólo la vinculación de Kissinger sino sus órdenes directas. También en Argentina se piensa citarlo en el juicio contra la Operación Cóndor. Visitando París lo sorprendió la citación del juez Roger le Loire, el mismo que ordenó la detención en Roma del militar argentino Jorge Olivera por el secuestro y desaparición de Anne Marie Erize, una joven de origen francés. Olivera fue liberado poco tiempo después, mediante una maniobra que incluye pruebas falsificadas, lo que dejó mal parada a la justicia italiana.

La aparición del libro The Trial of Henry Kissinger, del periodista e investigador británico Cristopher Hitchens, es tan revelador como otros libros y documentos acumulados en los últimos tiempos sobre el papel del ex secretario de Estado de dos gobiernos de su país, los de los republicanos Richard Nixon y Gerald Ford. "Kissinger y su equipo idearon el proyecto destinado a asesinar al general chileno René Schneider, que no sólo era líder de las fuerzas armadas de Chile sino que no hubiera aceptado el golpe de Estado", dice Hitchens, en una entrevista con el corresponsal de Página 12 en París. Agrega: "Se trata de una atrocidad absoluta y nosotros contamos con todos los detalles del atentado planeado por Kissinger y que le costó la vida a Schneider. Hay que decir también que se trata de una atrocidad contra la democracia chilena. Durante 25 años Kissinger impidió que los chilenos eligieran a su presidente".

La influencia brasileña

Además de los archivos encontrados en Paraguay, otro de los documentos clave es el que el agente del FBI Robert Scherrer envió desde Buenos Aires a sus superiores en Estados Unidos en septiembre de 1976, que revelaba la existencia del Plan Cóndor.
La intervención brasileña fue muy fuerte en Chile. Como inspiración para el golpe militar y después como entrenamiento de militares chilenos en aspectos tácticos de la represión y en la aplicación de torturas
Pero Loyola Guzmán, esposa de un desaparecido boliviano y presidenta de la Organización de Desaparecidos en ese país, insistió a la BBC que la colaboración entre gobiernos militares se remonta a mucho antes.
"Hay un antecedente del plan Cóndor en el asesoramiento que dio la dictadura brasileña a otros países. Hay que recordar que Brasil ya desde 1964 comienza a vivir un régimen dictatorial". "En nuestro caso concreto, Brasil ofreció ayuda y asesoramiento al gobierno militar que había subido al poder el 21 de agosto del '71, liderado por el entonces coronel Hugo Bánzer Suárez
."
Carlos Tiburcio, vicepresidente de la organización anti-tortura "Nunca Más" de Brasil, explicó que la presencia brasileña también se hacía sentir en el Chile de Salvador Allende. "Yo estaba exiliado en Chile y en la época del gobierno de Allende, la represión brasileña ya estaba presente en Santiago", aseguró. "Los que estábamos en Chile teníamos noticia de la presencia de militares y agentes de la represión que filmaban y fotografiaban a los brasileños que participaban de las manifestaciones políticas, para que en el caso de volver a Brasil, pudieran ser detenidos y muertos como algunos lo fueron", recuerda Tiburcio.

Según Jair Krichke, presidente del Movimiento Justicia y Derechos Humanos de Río Grande do Sul, el gobierno militar brasileño fue más allá de filmaciones y fotografías de exiliados en Chile. "La intervención brasileña fue muy fuerte en Chile. Como inspiración para el golpe militar y después como entrenamiento de militares chilenos en aspectos tácticos de la represión y en la aplicación de torturas".
Pero Brasil no se limitaba a asesorar a otros gobiernos, sino que recibía a agentes de otros países en su territorio para perseguir a opositores políticos, según el exiliado uruguayo Universindo Díaz, detenido y torturado en Porto Alegre."A mí me llevaron a la sede de la policía secreta y comenzaron a golpearme brutalmente. Me colgaron del techo y me dieron picana mientras me interrogaban. Los agentes brasileños me pegaban y había agentes uruguayos que me interrogaban". Según los informes de la CONADEP, la comisión argentina que investigó las despariciones durante el gobierno militar, al menos doce argentinos fueron desaparecidos en Brasil. La colaboración habría sido mutua. Jair Krichke cree que nueve brasileños desaparecieron en Argentina.

Los otros países

Según los testimonios, el gobierno militar de Brasil fue el que mostró el camino a los regímenes de facto. Y Chile fue la sede, mientras que Argentina fue el país donde más desapariciones se produjeron. En este esquema, también habrían cumplido una función los otros países.
Para el abogado paraguayo Martín Almada, su país fue el archivo:
"Leyendo los archivos del terror, uno descubre que Paraguay era más o menos como el banco de datos del Plan Cóndor. Por eso están los papeles de Cóndor en Paraguay".
Militantes políticos argentinos exiliados en Paraguay también han señalado que en diferentes ocasiones fueron detenidos en ese país por la policía local, pero terminaron siendo interrogados por agentes de Argentina.

Para el analista político boliviano Carlos Mesa (breve Presidente boliviano tras la caída de Sánchez de Lozada) la participación de su país fue menor, pero no por eso menos importante. "Bolivia tuvo importancia sobre todo para suministrar tanto a Chile como a Argentina información sobre el movimiento de lo que entonces se llamaba 'subversivos' argentinos y chilenos dentro del territorio boliviano...Además, el gobierno militar boliviano garantizó que en caso de ser detenidos, estos 'subversivos' serían entregados, como sucedió en algunos casos, a los gobiernos de esos países".

Por su parte, Samuel Blixen, periodista uruguayo que investigó a fondo la alianza militar regional, considera que la particularidad de los militares uruguayos es que estaban a sueldo del ejército argentino: "La participación uruguaya consistió fundamentalmente en el traslado de comandos uruguayos a Argentina, que se dedicaron a buscar, secuestrar, torturar y desaparecer a exiliados uruguayos en Argentina..A su vez, algunos oficiales argentinos operaron en Uruguay para secuestrar gente en Uruguay y trasladarla a Argentina". Mientras 32 uruguayos desaparecieron en su propio país, más de 150 desaparecieron en Argentina, ocho en Chile y dos en Paraguay.
La larga mano del Plan Cóndor también alcanzó a dos legisladores uruguayos, Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, asesinados en Buenos Aires en 1976. (Para ampliar, leer interesante texto sobre la paraguaya Esther Ballestrino de Careaga, fundadora de las Madres de Plaza de Mayo, pulsando aquí en Comentarios, o al final de esta entrada)


Chile:

LA CORTE SUPREMA INVESTIGARÁ LA DESAPARICIÓN DEL DIPLOMÁTICO ESPAÑOL CARMELO SORIA

La Corte Suprema chilena decidió acoger un exhorto enviado por el juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón, en el marco de la investigación del asesinato del ciudadano español Carmelo Soria, funcionario de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).

Soria fue ejecutado por miembros de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), órgano represivo de la dictadura de Augusto Pinochet, el 14 de julio de 1976. En su secuestro y torturas participó el agente de la CIA Townley, vinculado al Plan Cóndor. El crimen permanece sin culpables debido a la Ley de Amnistía dictada en 1978 durante el régimen de facto, que impidió esclarecer los crímenes cometidos a contar del 11 de septiembre de 1973.

El exhorto enviado a Chile por el magistrado español pide que Chile entregue antecedentes de 15 ex ministros de Estado y ex agentes represivos de la dictadura, a quienes Garzón busca procesar por "genocidio, terrorismo y torturas". Tras este fallo, la justicia chilena deberá informar a Garzón sobre la situación procesal de las personas requeridas. El cadáver de Carmelo Soria, quien fue secuestrado y torturado antes de ser asesinado, fue abandonado dentro de su automóvil, el que fue arrojado en un canal de regadío al norte de Santiago, en un intento de la DINA por simular un accidente.

"A mi padre le fracturaron casi todas las costillas, tiene fracturadas manos, pies y finalmente lo matan jalando su cabeza, que la ponen entremedio de dos peldaños de una escalera y la jalan", ha dicho reiteradamente a la prensa la hija del diplomático, Carmen Soria. En agosto de 2007, el Senado chileno autorizó el pago de poco menos de 1 millón 100 mil euros como indemnización del Estado a la familia de Carmelo Soria por el crimen. La hija del diplomático dió una dura y extensa batalla para que el Estado chileno reconociera la condición de funcionario internacional de su padre y que el crimen lo habían cometido agentes del gobierno militar y sólo logró la indemnización tras denunciar a Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

Argentina:

DETENIDO EL REPRESOR PATTI


La Justicia Federal de Argentina ordenó este jueves la detención del ex subcomisario Luis Patti, acusado de privación ilegítima de la libertad en la causa que investiga tres desapariciones durante la última dictadura. Patti quedó detenido tras presentarse a declarar ante los tribunales de San Martín, en la periferia oeste de la capital, a cargo del juez federal Alberto Suáres Araujo. Está acusado de participar en los secuestros y desapariciones de Gastón Goncalvez, Diego Muñiz Barreto y Carlos Souto.
Patti era subinspector de la comisaría de Escobar, en la provincia de Buenos Aires, durante la dictadura militar argentina entre 1976 y 1983.
Testigos de la causa señalaron que Gastón Goncalvez fue torturado en esa comisaría bonaerense con la participación de Patti.
Al finalizar la dictadura, Luis Patti fue intendente(alcalde) del municipio de Escobar. También se presentó como candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires en las elecciones de octubre pasado.
Además, la Cámara de Diputados de la Nación le impidió el año pasado acceder a un escaño en esa institución, por carecer de "idoneidad moral" para ocupar el cargo.
(Fuentes: Agencia PÚLSAR, ANSA-Latina, Wikipedia, BBC-Mundo, La Vanguardia-Barcelona-EUROPA PRESS)

3 comentarios:

parapiti pora dijo...

ESTHER BALLESTRINO, TREINTA AÑOS DESPUÉS
(Luis Agüero Wagner*)

De amplia fama en Argentina por su heroica lucha entablada contra una de las más crueles dictaduras que conozca la historia, la instaurada por el “Proceso de reorganización Nacional” en Argentina con el golpe del 24 de marzo de 1976, curiosamente Esther Ballestrino de Careaga constituye una figura poco conocida en su país, el Paraguay, especialmente fuera del ámbito del febrerismo.
Esther fue una maestra, bioquímica y activista social paraguaya, y una de las fundadoras de la asociación de las Madres de Plaza de Mayo, dedicada a buscar a los "desaparecidos" durante la guerra sucia en Argentina, motivo por el cual fue secuestrada, torturada y asesinada. Nacida el 20 de enero de 1918, esta apasionada militante de las libertades civiles desde joven militó en la Concentración Revolucionaria Febrerista, movimiento anti-imperialista que acrisoló las reivindicaciones y ansias de superación surgidas en las trincheras de la guerra del Chaco en un programa socialista de liberación nacional. Maestra Normal y Doctora en Bioquímica y Farmacia tuvo intenso protagonismo en la lucha contra la dictadura militar de Higinio Morínigo, entre 1940 y 1947. En aquellos años aciagos, entre inimaginables dificultades, organizó el movimiento femenino del Paraguay y fue su primera secretaria General.
Muchos febreristas retirados a cuarteles de invierno, todavía recuerdan la pasión y el coraje con que Esther colaboró en defensa de las libertades democráticas durante la guerra civil desatada por la barbarie fascista del 13 de Enero de 1947, y que derivó en el alzamiento militar institucionalista de Concepción, en marzo del mismo año.
Los sobrevivientes cuentan emocionados que jamás negó refugio, en su modesta pero digna vivienda, a los compañeros de movimiento perseguidos, y con inusual valentía hasta su cocina cedió para escondite de pertrechos de las fuerzas democráticas. Perseguida por su apoyo a los revolucionarios institucionalistas de Concepción, en 1947 se refugió en Argentina, donde se casó con el también exiliado febrerista Raymundo Careaga y tuvo tres hijas. Raymundo había sido presidente de la federación de universitarios paraguayos durante la turbulenta primavera democrática, y compartía la pasión socialista con su esposa e hijas con igual fervor.
Después del golpe de Estado encabezado por Videla el 24 de marzo de 1976, Esther solicitó y obtuvo la condición de refugiada del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), pero su casa fue allanada varias veces.. El 13 de junio de 1977 secuestraron a Ana María, su hija menor que estaba embarazada de tres meses.
Ante el secuestro, Esther empezó a trabajar con los familiares de desaparecidos que, ante la falta de respuesta a sus reclamos, comienzan a reunirse en organismos, iglesias y en la Plaza de Mayo. Cuando Ana Maria, (actualmente directora del Instituto Espacio Memoria de la Gobernación de la Ciudad de Buenos Aires) fue liberada, fue nuevamente a la Plaza y las otras Madres le dijeron: Ahora se terminó tu búsqueda, encontraste a tu hija, pero ella les contestó: “No. Voy a seguir hasta que aparezcan todos”.
Esther fue detenida y desaparecida con otras dos compañeras el 8 de diciembre de 1977, y desde entonces se convirtió en un símbolo de la lucha por los Derechos Humanos en Argentina. Las tres mujeres y otras cinco personas, entre ellas las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet, fueron secuestradas tras ser señaladas por el represor de la marina Alfredo Astiz, el 'ángel rubio de la muerte', quien se había infiltrado en el grupo que se reunía en la Iglesia de Santa Cruz de Buenos Aires, alegando que supuestamente tenía un hermano desaparecido. Fue llevada directamente al centro clandestino de detención ubicado en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), bajo el control de la Marina Argentina, donde fue recluida en el sector denominado "Capucha". Allí permaneció aproximadamente 10 días, lapso durante el cual fue constantemente torturada, hasta que finalmente fueron "trasladadas" al aeropuerto militar, subidos sedados a un avión de la Marina y arrojadas al mar frente a la costa de Santa Teresita. La diplomacia de los Estados Unidos, al tanto de todo lo que sucedía de acuerdo a documentos, como en tantas ocasiones encubrió con indiferencia los hechos en gesto de velada aprobación (Document Number 1978BUENOS02346 / Fm Amembassy Buenos Aires To Secstate WashDc5127).
El motivo de esta memoria es sencillamente descubrirla ante sus compatriotas a treinta años de su desaparición, en ocasión de la visita que sus descendientes realizan al país en estos días, sobre todo al cabo de tantos años de silencio en un ambiente como el paraguayo, donde en su momento hasta represores de la talla de Jorge Rafael Videla fueron acreedores de panegíricos desde editoriales de la prensa escrita.

*escritor paraguayo/ ataquedigital@aventura.com.py

pepitorias dijo...

Muchas gracias por esta detallada y documentada aportación.

Monica dijo...

estoy en un hotel en buenos aires y por primera vez estoy en Argentina, la entrada fue un gran aporte a mi conocimiento, gracias

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats