Saharauis, los ojos del desierto

Loading...

22.10.07

Brasil: Masacre en las favelas

LA POLICÍA DE RÍO ELIMINÓ A 694 PERSONAS EN EL PRIMER SEMESTRE DE 2007, EN LA MAYOR MATANZA EN SIETE AÑOS
El Instituto de Seguridad Pública del Estado de Río de Janeiro informa que la policía de esa ciudad mató a 694 personas en el primer semestre del 2007.Esto representa un 33,5 por ciento más de víctimas en operativos policiales que en el mismo período del año pasado. Con un mes más, el número de muertos se eleva a 845.
Estas cifras marcan que el primer semestre de este año es el que registró mayor cantidad de muertes a manos de la policía de Río de Janeiro desde el 2000.
Amnistía Internacional considera que la Policía de esta ciudad brasileña es una de las más violentas del mundo. Y señala que esta fuerza tradicionalmente trata de justificar los asesinatos de civiles, al señalarlos como integrantes de bandas de traficantes que se resisten a ser detenidos.
Mientras que el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, asegura que la fuerza policial cuenta con su apoyo para actuar de esa forma, al referirse a la operación del martes pasado en la favela de Coréia, donde 12 personas resultaron asesinadas durante una persecución

Gobierno de Rio mantendrá ofensiva contra el crimen pese a críticas

El gobierno de Río de Janeiro añade además que mantendrá su ofensiva contra la criminalidad en un ambicioso plan previsto hasta 2011, mientras varias ONGs cuestionaron duramente los últimos operativos de la policía en favelas.
"Vamos a mantener durante cuatro años el mismo plan de combate a la criminalidad" dice gobernador Sergio Cabral Filho.



La Asamblea Legislativa de Río de Janeiro deberá votar antes de diciembre el denominado Plan Plurianual (2008-2011) enviado por el gobierno y que incluye un plan de seguridad pública para reducir en un 15% los homicidios en 2010, además de metas relativas a educación, salud y medioambiente.
Cabral, dice que la estrategia de seguridad pública apunta "a seguir combatiendo el crimen organizado, protegiendo a nuestra población decente. Esta estrategia de seguridad coindice son una semana durante la cual las operaciones policiales en favelas dejaron al menos 14 muertos - incluido un niño de 4 años -, y donde las cifras oficiales muestran un aumento del 33,5% en el número de abatidos durante operativos.
El presidente de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), Wadih Damous, considera que la política de seguridad prioriza la confrontación y que por ello "la policía de Río es la que más mata y que más muere", dejando además como víctimas a muchos inocentes.


El mayor número de civiles muertos por la policía en siete años

El número de civiles muertos en el primer semestre de este año por supuestamente resistirse a acciones de la policía en el estado brasileño de Río de Janeiro fue de 694, el mayor en los últimos siete años, y un 33,5 por ciento superior al del mismo período de 2006, informaron hoy fuentes oficiales.
El número fue cuatro veces superior al de los primeros seis meses de 2000 (172) y superó incluso al del primer semestre de 2003 (621), que era considerado el mayor para el período en los últimos años, según las estadísticas divulgadas por el Instituto de Seguridad Pública del gobierno de Río.
La policía de Río de Janeiro está considerada como una de las más violentas del mundo y la responsable de un mayor número de muertes de civiles. Esas muertes en supuestos combates, crecen gradualmente en la ciudad carioca en los últimos años. Desde 469 en el primer semestre de 2004, a 501 en los primeros seis meses de 2005, 520 en el mismo período de 2006 y 694 hasta junio de este año, debido a la política de combate directo a las bandas de narcotraficantes.
Desde que el ex senador centrista Sergio Cabral asumió como gobernador de Río de Janeiro, en enero pasado, la policía ha aumentado sus operativos contra las bandas que controlan la mayoría de las favelas de la ciudad. Cabral, se declaró enemigo de los que denomina "Estados paralelos" que algunas bandas de narcotraficantes montaron en las favelas y solicitó incluso la ayuda del ejército para combatirlos.


En la jornada más violenta, el 27 de junio pasado y poco antes de los Juegos Panamericanos de julio, un total de 19 supuestos narcotraficantes murieron en un operativo realizado por la policía en el llamado Complejo del Alemán, un conjunto de favelas controlado por bandas armadas.
En la ocasión numerosas organizaciones de defensa de los derechos humanos acusaron a las autoridades de haber promovido una matanza en las barriadas populares y criticaron esa política de combate al narcotráfico que, en s opinión, criminaliza a los pobres.
El miércoles de la semana pasada otras 12 personas murieron, entre ellas diez presuntos delincuentes, un policía y un niño, en una operación policial en la favela Corea, en la zona oeste de la ciudad.
Pese a que las cifras sobre civiles muertos en operaciones policiales a partir de julio aún no son definitivas , el Instituto de Seguridad Pública calcula que el número llega a 845 hasta agosto.
El secretario de Seguridad Pública de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, afirma que la policía no tiene ninguna intención de suspender las operaciones en las favelas. "La sociedad tiene que entender que en Río de Janeiro tenemos un problema histórico y crónico, que no podemos resolver con acciones livianas.

En su último informe anual sobre la situación de los derechos humanos en Brasil, Amnistía Internacional volvió a denunciar los reiterados abusos de la policía y el elevado número de civiles muertos en los operativos policiales.
El informe de la organización no gubernamental alertó que más de 1.000 personas murieron en enfrentamientos con la policía en 2006 apenas en las dos mayores ciudades del país (807 en Río de Janeiro y 528 en Sao Paulo), en situaciones que "parecían indicar" en muchos casos uso excesivo de la fuerza o ejecuciones extrajudiciales.
Las cifras, además, no incluyen las muertes provocadas por las "milicias", como son conocidos los grupos paramilitares creados en los últimos años por policías y ex uniformados para disputar el control de las favelas con los narcotraficantes.
El elevado número de muertes de civiles por la policía se conoce en medio de la polémica provocada en todo el país por la película "Tropa de élite", que relata los bastidores de un grupo de operaciones especiales de la policía que recurre a la tortura y a las ejecuciones extrajudiciales para combatir el crimen en Río.
El filme, con escenas de tortura que llegan a ser aplaudidas en las exhibiciones, ha dividido a los que lo consideran una apología a la violencia y los que lo interpretan como una demostración del nivel de degradación al que ha llegado la policía en la ciudad.
(Fuentes: Agencia PÚLSAR, AFP y Proceso-Digital)

1 comentario:

Beth, Colombia dijo...

Si acabar con el narcotrafico y las pandillas es matar a los actuantes.
¿Qué se puede decir de los que, vestidos de ley acaban con la vida? No es esto, ¿otra forma de crimen organizado? uniéndose en pandillas contra otros que habiendo ley no la acatan. ¿Quiénes en verdad son los delincuentes y bandidos?

Archivo de Pepitorias

Datos personales

Mi foto
Periodista, especializado en Latinoamérica

Pepitorias está en:

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog TOP 100 WEBLOGS  Bitacoras.com Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Directorio de blogs Blogosfera de Red Progresista Technorati Profile Add to Technorati Favorites
Monitorizar servidor

visitantes


Contador gratis Free counter and web stats